Fuente: La Jornada/ Javier Salinas Cesáreo

Unos 500 ingenieros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) comenzaron a realizar labores de planeo y marcaje en los terrenos de la base aérea militar de Santa Lucía para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

César Augusto Bonilla Orozco, general de la 37 Zona Militar de Santa Lucía, informó que los 500 especialistas provienen de las diversas unidades de ingenieros del país con que cuenta la Sedena.

Explicó que comenzaron trabajos en los terrenos laterales ubicados en Tecámac –dentro de la base militar– y paulatinamente se incorporarán otros elementos para materializar la edificación del nuevo aeropuerto.

Durante la conmemoración del Día del Ejército Mexicano, en la que se realizó un recorrido por las instalaciones de la 37 Zona Militar, descartó que con la edificación del NAIM vaya a desaparecer la base aérea militar en Santa Lucía.

Nos ajustamos en la distribución para seguir siendo funcionales y operativos. Se pretende mantener las instalaciones castrenses mediante un reacomodo, de tal forma que se denomine aeropuerto civil-militar, dijo.

Terminal mixta

Afirmó que el NAIM será una terminal área mixta donde habrá establecimientos civiles con dos pistas de usos nacional e internacional y una militar, que es donde funcionará la base aérea número 1. Informó que se está en negociaciones para adquirir 400 hectáreas más en la parte que colinda con Zumpango, donde se prevé hacer la ampliación de una pista.