Fuente: El Economista/ Alejandro De La Rosa

Todos los procesos serán videograbados y se está detectando a las empresas que aunque no cumplían seguían recibiendo contratos.

El director general de Carreteras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Francisco Chavolla, afirmó que la detallada observación de los procesos de licitación y la nueva relación con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) permitirán generar “importantes ahorros” que serán utilizados para terminar obras que llevan años sin concluirse.

Durante el 2019, su dirección cuenta con un presupuesto de 9,300 millones de pesos, de los cuales 1,100 millones de pesos se destinarán para realizar estudios y pago de derechos de vía.

“En la secretaría tenemos la instrucción de hacer uso eficiente de los recursos. Todas las licitaciones serán videograbadas, estamos haciendo una minuciosa revisión de los padrones de proveedores para detectar a las empresas que a pesar de no cumplir sus fechas de entrega seguían recibiendo contratos”, comentó.

En entrevista, el funcionario reconoció que no hay un estimado de los ahorros que se pueden lograr en una licitación, debido a que se trata de amplia variedad de trabajos, pero ya tienen los primeros casos registrados y lo harán público próximamente a través de la dependencia.

“No vamos a inventar, simplemente haremos valer la ley de elegir la mejor propuesta económica para el Estado”, afirmó.

En Zacatecas, por ejemplo, con las economías generadas una prioridad será dotar de 5 millones de pesos el entronque Noria de Gringos, para ponerlo en marcha (la obra está parada porque falta un tramo de terraplen y un barandal en el puente); no tiene recursos presupuestales.

Sobre la confianza del actual gobierno de generar ahorros en diversas áreas de la administración, se le preguntó a Chavolla cómo lo haría en su dirección si las licitaciones siguen realizándose con la misma ley de obras y el personal que las elabora y evalúa es prácticamente el que laboraba desde administraciones anteriores.

“Está funcionando muy bien trabajar de cerca con la CMIC para detallar qué empresas tienen la experiencia suficiente para participar en los procesos, a pesar de que la ley permite que haya empresas que no están afiliadas a ningún organismo y los procesos se están grabando en los centros SCT para evitar dudas. Además, tenemos la claridad de que no vamos a negociar la calidad de los trabajos ni de las condiciones establecidas en los contratos”, comentó.

A decir del encargado de las carreteras federales, se daban casos en los que se registraba a cierto personal calificado y en el transcurso de los trabajos se subcontrataba a especialistas o empresas, lo que terminaba por generar sobrecostos relevantes.

Licitaciones eficientes
El directivo de la SCT aseguró que otra acción que es prioritaria en su gestión es la implementación de limitaciones de manera transparente y rápida, para evitar subejercicios y que se generen “huecos de obra” en algunos meses.

Hasta el presente mes, dijo, se han publicado en CompraNet pre bases de concursos que suman cerca de 2,000 millones de pesos, incluyendo carreteras alimentadoras en 27 entidades del país.

“Queremos que antes de que termine el semestre ya estén todos los concursos en marcha o terminados. En eso trabajamos”, agregó el funcionario.