Fuente: Excélsior/ Miriam Paredes / Ximena Mejía

  • El Inegi y la Secretaría del Trabajo, los más afectados por recortes para el próximo año

Tres secretarías federales y dos entes de ramo autónomo son los que verán un mayor aumento real en sus recursos el próximo año, de acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021.

Se trata de las secretarías de Turismo, de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), de la Defensa Nacional (Sedena), el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Se prevé que la Secretaría de Turismo sea la dependencia con un mayor aumento presupuestal, con un incremento de 641.7% real en sus recursos. Sin embargo, estos estarán dirigidos en su mayoría hacia la construcción del Tren Maya.

Para el próximo año, la dependencia que encabeza Miguel Torruco dispondrá de 38 mil 613.4 millones de pesos, del total, 36 mil 288 millones de pesos, o el equivalente a 94%, se dirigirán al Programa Proyectos de Transporte Masivo de Pasajeros para que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) continúe con las acciones para el proyecto ferroviario con el que se pretende detonar el sur del país.

Según el documento, el próximo año se prevé la adquisición de material rodante que incluye 30 locomotoras y 180 carros de pasajeros; estaciones y talleres, así como del ancho de la franja de 40 metros, por concepto de derecho de vía dado, en los que existen asentamientos irregulares a lo largo del tramo Cancún-Tulum y Tulum-Bacalar. También se comprará el riel que permita garantizar la interoperabilidad del material rodante del resto del sistema de infraestructura ferroviario mexicano.

Para los comicios

En el proyecto del PEF, enviado por el Ejecutivo a la Cámara de Diputados, también destaca que el INE solicitó un presupuesto con una variación real de 60.7% con respecto al presupuesto aprobado en 2020, debido al incremento en el financiamiento a partidos políticos por campañas, y el aumento necesario para el INE, a fin de organizar las elecciones intermedias.

Para el próximo año, el instituto solicitó 27 mil 699.8 millones de pesos, cifra que ya incluye el financiamiento público a los partidos políticos, cuando en 2020 se le aprobaron 16 mil 660.7 millones de pesos.

En el caso del Tribunal Electoral, otro de los entes con mayor incremento en sus recursos, se manifiesta una variación real de 17.8% con respecto a lo que se le aprobó para el año anterior, quedando en tres mil 225.3 millones de pesos.

De esta cantidad, 431 millones de pesos son específicamente para el proceso electoral 2021, entre otras cosas para contratar 258 plazas eventuales para responder a las cargas de trabajo por los comicios.

Más dinero

Para el Ramo 15, Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, el Ejecutivo federal solicitó un incremento de 47% real para 2021, con respecto al monto aprobado en el Presupuesto de Egresos 2020.

La propuesta es que los recursos aumenten de 10 mil 939 millones de pesos a 16 mil 624 millones de pesos, principalmente para el capítulo 4000 (Subsidios y Transferencias), que crece 74% para cubrir la fase dos del Programa Emergente de Mejoramiento Urbano (PMU), puesto en marcha por la pandemia.

Otra de las dependencias que se prevé tenga un mayor presupuesto en 2021 es la Sedena, con un aumento de 15.8% en términos reales.

Para este año, la secretaría recibió un presupuesto de 94 mil 28.7 millones de pesos, y para 2021, el gobierno de México está solicitando 112 mil 557.2 millones de pesos.

Golpe a autónomos

De acuerdo con el proyecto del PEF 2021, dos organismos autónomos serán de los más afectados con recortes presupuestales: el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que tendrá una reducción presupuestal real de 54.8%, y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), con 13.3% menos recursos en términos reales.

Dentro de las secretarías de Estado, los perdedores de este presupuesto son la misma Presidencia de México, con una merma en sus ingresos de 15.3% en términos reales; la secretaría de Hacienda y Crédito Público, con un decremento real de 17.3% en su presupuesto para el próximo año, y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, a la cual se le disminuyó 20.2% de su presupuesto, según el proyecto de PEF para 2021.