Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

  • La Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen de decreto por el que se reforma, adiciona y deroga la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, con el que se busca mayor transparencia y eficiencia en los procesos de contratación pública.

La Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados aprobó ayer 10 de noviembre, un dictamen de decreto por el que se reforma, adiciona y deroga la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, con el que se busca mayor transparencia y eficiencia en los procesos de contratación pública, el cual se prevé votar la siguiente semana en el Pleno.

Entre los artículos a ajustar se encuentra el 24, donde ahora se precisa que no se podrá licitar ninguna obra que no cuente con los estudios y proyectos, permisos ambientales, derechos de propiedad, inmuebles y bienes necesarios, especificaciones de construcción, normas de calidad y el programa de ejecución totalmente terminados.

Como una muestra de las complicaciones de la falta de planeación, los legisladores pusieron al tren interurbano México-Toluca.

De acuerdo con el dictamen, se creará el artículo 10 bis con el fin de incorporar las mejores prácticas internacionales en materia de tecnologías de la información, lo que incluye la posibilidad de que las bases de convocatoria se publiquen únicamente en CompraNet y se incorporen procesos de modelado de información para la construcción, conocidos como BIM.