Fuente: Obras/ Redacción

  • La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, mostró cómo va la construcción de este medio de transporte.

La inversión en esta línea del Cablebús está estimada en 3,168 millones de pesos. Según las autoridades, podrá transportar a 168,000 habitantes de Iztapalapa al día. (Captura de pantalla)
Redacción Obras

A pesar de la contingencia derivada de la pandemia por el coronavirus COVID-19, algunas actividades del gobierno de la Ciudad de México no se han detenido; tal es el caso de la construcción de la Línea 1 del Cablebús.

Esta nueva fracción del sistema de transporte irá de Cuautepec a Indios Verdes, y se espera que sus obras se concluyan este año, para que comience a operar de inmediato. La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, mostró por su cuenta de Twitter los avances de la estación Tlalpexco, que está ubicada en la alcaldía Gustavo A. Madero.

A su vez, comunicó que en la construcción se siguen las recomendaciones para evitar contagios de coronavirus y extendió su apoyo y agradecimiento a los trabajadores que continúan con sus labores a pesar de la contingencia sanitaria.

INFRAESTRUCTURA
Está lista una tercera parte de la línea 2 del Cablebús
La obra contó con una inversión de tres mil millones de pesos, y contará con seis estaciones que conectarán con el Metro, Metrobús y RTP. Según datos oficiales, su puesta en marcha ayudará a disminuir hasta 6,800 toneladas de bióxido de carbono.

Claudia Sheinbaum

@Claudiashein
La construcción de la línea 1 del Cablebús ( Cuautepec-Indios Verdes) continúa. Se siguen normas estrictas de vigilancia y apoyo a los trabajadores de la obra a quienes les agradecemos. Aquí les muestro el avance de estación Tlalpexco

El proyecto continúa pese a que los vecinos se han opuesto a su construcción. La semana pasada, habitantes de Cuautepec dieron a conocer que lograron suspender de forma provisional las obras; sin embargo, el gobierno de la Ciudad de México dijo no haber recibido notificación legal.

Desde septiembre del 2019, cuando comenzaron las obras, un grupo de pobladores se manifestó en contra del Cablebús y argumentaron que el proyecto pone en riesgo aspectos de su vida privada y del patrimonio personal, además del comunitario, así como contaminación visual y efectos psicosociales.