Fuente: Milenio Diario/ Roberto Valadez

  • Previsión de SCT. Por la drástica baja de la actividad económica y el dedicar dinero a salud, hoy se usan más los esquemas de recursos públicos con los de particulares.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) prevé que de 2019 a 2024 se tendrá una inversión privada en carreteras por un monto aproximado de 101 mil 27 millones de pesos para 45 proyectos a través del esquema de concesiones.

Durante su participación en el Día del Caminero, que se celebra el 17 de octubre, el director general de Desarrollo Carretero de la SCT, Ricardo García Cano, comentó que las condiciones actuales de las asignaciones presupuestales, derivadas de la drástica disminución de la actividad económica y la necesidad de dedicar mayoritariamente los recursos del PEF a programas sociales y de salud pública, ha propiciado que hoy más que antes se utilicen los esquemas de asociaciones público-privadas para el desarrollo de infraestructura.

Una concesión carretera es un contrato de largo plazo entre el gobierno y una empresa privada donde esta última se compromete a la planeación y edificación de una obra con sus propios recursos y que recuperará con el cobro al usuario que circule por esa vía.

García Cano explicó que “por la necesidad de desarrollar rápidamente proyectos que generaran inversión en infraestructura, se ideó este esquema de los desdoblamientos de proyectos de concesiones vigentes”. Aquí ya se tiene un primer paquete de cinco proyectos por 18 mil 850 millones de pesos y ya se trabaja en un segundo con un importe total de 23 mil 177 millones con 10 proyectos.

La SCT ha explicado que un desdoblamiento se refiere a agregar a las concesiones vigentes nuevas inversiones en tramos carreteros, con lo cual igualmente se modifica el título de concesión en plazo y base tarifaria con el fin de garantizar el equilibrio financiero.

Detalló que bajo este esquema se construirán algunos de los accesos viales al Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, por 12 mil 625 millones de pesos.

Dijo que otro esquema que se utilizará son las propuestas no solicitadas (PNS), donde la inversión aproximada será de 24 mil millones de pesos para 10 proyectos; en éstas se están escogiendo aquellas que sean autofinanciables por el sector privado y tengan a su vez menos inyección de recursos públicos. En preparación hay 20 proyectos, en donde la inversión se prevé de 35 mil millones de pesos.

PROBLEMA EN PLAZAS DE COBRO

Miguel Barousse, subdirector de operaciones carreteras de la empresa IDEAL, afirmó que uno de los graves problemas que se suscitan en las carreteras del país es el lento cruce en las plazas de cobro, lo cual resta competitividad a la industria mexicana.

En su participación en el Día del Caminero, el directivo comentó que la infraestructura donde se cobra el peaje es idéntica en funcionamiento a la primera que se construyó en 1952 y afirmó que la tecnología ha cambiado mucho, por lo que se debe investigar cómo lograr cruces más eficientes.