Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

  • Rehabilitación de una carretera y construcción de 30 puentes, entre las obras a realizar: Fonatur.

El contrato del Tramo 4 del Tren Maya (Kantunil-Cancún), que se adjudicó directamente a ICA, será firmado en 8 o 10 días y tendrá un monto cercano a los 26,000 millones de pesos porque se desarrollará en una extensión de 225km de vía doble, se rehabilitará una carretera de cuatro carriles y construirán 30 puentes, afirmó el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons.

Por lo anterior, si el presidente Andrés Manuel López Obrador asiste esta semana a esa zona tendrá que realizar solamente una ceremonia simbólica de inicio de construcción. Los contratos de los primeros tres tramos ya se firmaron y ahí sí se colocarán formalmente las primeras piedras.

“Estamos listos para iniciar. Ya tenemos un acuerdo con ICA y se están terminando los procesos legales que implican. La asignación directa fue porque no se puede licitar un tramo de construcción sobre una concesión. En eses tramo el Estado Mexicano no pude meter competencia que afecte el aforo de la concesión y quitarla e indemnizar saldría más caro”, explicó el funcionario.

La autopista de ICA, Autovía del Mayab, va de Mérida-Cancún en una vía de cuatro carriles y a su paso se encuentra el sitio arqueológico de Chichén Itzá y diversos cenotes considerados sagrados, que formarán parte del atractivo del Tren Maya.

La participación de Sedena
El titular de Fonatur afirmó que a pesar de que el monto estimado para el Tramo 4 es el más elevado de los que se han signado, el gobierno logrará importantes ahorros en la relación km construido de todo el proyecto.

“Durante la negociación tuvimos la participación de los ingenieros de la Secretaría de la Defensa Nacional, quienes hicieron la terciaría y establecieron los precios directos e indirectos”, detalló Jiménez Pons.

Entre los primeros trabajos a realizar por ICA, que tiene toda la libertar para asociarse con alguna otra empresa constructora, está el desmonte de los 28 metros de acotamiento actuales en los extremos y a los costados del camellón actual (quedarán únicamente siete y tres metros en los extremos), para que la autopista quede en un lado con cuatro carriles y en el otro las dos vías del tren. Además, está en proceso de definición en ese tramo quién desarrollará la terminal de transporte colectivo que el gobierno de Quintana Roo ha propuesto en beneficio de la población local.