Fuente: El Heraldo de Chihuahua/ Antonio Garfio

  • Faltan alrededor de 200 millones de pesos más del Plan municipal de Infraestructura

“Nos encontramos en un 30% de inversión por parte del sector privado y de los distintos órdenes de gobierno, de la cantidad que necesita el sector para tener una recuperación económica aceptable”, explicó Arnoldo Castillo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción en Chihuahua.

Lo anterior, puntualiza el empresario, a pesar de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), registró un incremento de 40 nuevas empresas formales de este giro en la capital, y a nivel estado tuvo un crecimiento de 44 nuevos negocios en el mes de junio.

“Nosotros al revisar las cifras en cuanto al crecimiento del sector consideramos que aún no hemos tenido una recuperación óptima, por lo que debemos seguir trabajando para cumplir la meta”, comentó el empresario.

En cuanto a la aportación de obra pública en el municipio, el titular de la cámara señaló que tan sólo se han inyectado 400 millones de pesos en obras públicas, por lo que faltan alrededor de 200 millones de pesos más del Plan municipal de Infraestructura.

“Claro que aún debemos ver cómo va a trabajar el municipio el tema de la redirección de gastos por el tema de la pandemia, porque se ha tenido que invertir en este tema; sabemos que habrá que cancelar obras y priorizar en la salud”.

En materia de inversión estatal, puntualizó que se divide en dos áreas, que son caminos y obras públicas, dando las dos una inversión aproximada de mil 500 millones de pesos, siendo la gran mayoría para el municipio de Juárez.

“En el Instituto Chihuahuense de Construcción e Infraestructura tienen un proyecto muy ambicioso de una inversión aproximada de mil 200 millones de pesos para el cierre de este año, en una aportación bipartita, tanto federal como estatal; hay una gran oportunidad de inversión ahí, pero todavía nos falta mucho”.

El titular de la cámara agregó que una de las mayores dificultades que se acerca es el fin de año, que es uno de los mayores golpes que recibirán las pequeñas y medianas empresas, al dar los pagos de aguinaldo para sus empleados.

“Es importante que los gobiernos federales, estatales y municipales volteen a ver a este sector, que es uno más de los que necesita su apoyo para poder crecer, y eso sólo lo vamos a lograr si se invierte en infraestructura”, finalizó.