Fuente: La Jornada/ Alma E. Muñoz / Alonso Urrutia

  • Avance de 7.37% en nuevo proyecto
  • Las ganancias del aeropuerto Felipe Ángeles serán para la Sedena: AMLO

Con un ahorro de 225 mil millones de pesos, en comparación con el presupuesto que se asignaría al proyecto del aeropuerto en Texcoco, la construcción de la terminal General Felipe Ángeles en la base aérea de Santa Lucía lleva un avance de 7.37 por ciento, informó el general Gustavo Vallejo, responsable de la obra, al mencionar los gastos excesivos que se aplicaron en la obra anterior a lo largo de ocho años.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dejó claro que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) administrará la nueva terminal aérea, por lo que las ganancias y utilidades serán para la dependencia, y anunció que una vez que concluyan la obra –el 21 de marzo de 2022–, los ingenieros militares se encargarán de la construcción de dos grandes tramos del Tren Maya para tener listos mil 500 kilómetros en 2023.

Al presentar el primero de dos informes sobre el avance del proyecto de Santa Lucía, Vallejo expuso que se desarrolla conforme a lo previsto, sin incurrir en gastos superfluos ni ostentosos, como ocurrió con la obra de Texcoco. De 79 mil 305 millones de pesos presupuestados para tres años de trabajo en la base militar se han ejercido 2 mil 839 millones, lo que incluye 20 frentes de construcción, compra de materiales, equipo y pago de salarios.

En la conferencia de prensa detalló el desarrollo de la construcción de plataformas, pistas, calles de rodaje, edificio terminal de pasajeros –con capacidad para 80 millones de personas al año–, torre de control de tráfico aéreo y estacionamiento principal para 5 mil vehículos.

También, de la terminal intermodal de transporte terrestre, la red de distribución de combustibles y el perímetro de seguridad para una supercarretera de casi 30 kilómetros y otras instalaciones. Adelantó que en octubre se concluirá la reubicación de alrededor de mil viviendas.

Señaló que hoy se informará sobre la conectividad y el sistema para el manejo del espacio aéreo de las terminales de Toluca, la Ciudad de México y Santa Lucía, pero adelantó que se liberan terrenos para una vialidad de 5 kilómetros desde el Circuito Exterior Mexiquense.

Indicó que la Auditoría Superior de la Federación aplica cinco revisiones sobre la obra, y resaltó que el presupuesto para la nueva terminal aérea pasó de 305 mil millones de pesos, con la cancelación de Texcoco, a 79 mil millones.

De 523 contratos de adjudicación directa que se otorgaron entonces por más de 22 mil millones de pesos, hoy el monto bajó a mil 300 millones, y mientras los estudios de preinversión para Texcoco implicaron 4 mil millones de pesos, para los de Santa Lucía ascendieron a 398 millones.

El presupuesto para la terminal pasó de 85 mil millones a 12 mil 650 millones; para las pistas, de casi 32 mil millones a cerca de 8 mil millones; torre de control, de mil 512 millones a 980 millones; terminal de combustibles, de más de 2 mil millones a mil 530, y estacionamiento y terminal intermodal de transporte terrestre, de 5 mil millones a 2 mil 320 millones.