Fuente: Reforma/ Ernesto Sarabia

En septiembre de este año, el valor de la producción de las empresas constructoras presentó un aumento de 1.34 por ciento respecto a agosto pasado, luego de dos meses con bajas, de acuerdo con cifras desestacionalizadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La producción había cedido 0.09 por ciento en julio y 1.25 por ciento en agosto, pero los incrementos en cuatro de las seis variables que la conforman dieron el soporte suficiente para volver al crecimiento en el noveno mes del año en curso.

Además, el valor de la producción cosechó su mejor resultado en nueve meses durante septiembre, al tomar en cuenta que en diciembre de 2017 obtuvo una variación de 2.17 por ciento.

Por concepto, el valor de la producción que registró el avance más alto en septiembre fue el relacionado con otras construcciones, con 4.11 por ciento, lo que contrasta con su caída de 3.81 por ciento en el mes inmediato anterior.

Petróleo y petroquímica subió su valor de la producción 4.04 por ciento y sumó en septiembre su segundo mes con incremento.

Las obras de edificación vieron aumentar el valor de su producción en 0.85 por ciento, dejando en el pasado resultados negativos en julio y agosto del presente año.

La edificación aporta 47.9 por ciento del valor de la producción generado por las empresas constructoras.

Tras sufrir mermas en los dos meses inmediatos anteriores, en transporte y urbanización el valor de la producción subió 0.42 por ciento.

En el otro extremo, el valor de la producción cayó 7.92 por ciento en electricidad y telecomunicaciones, su revés más significativo en 14 meses.

Agua, riego y saneamiento sucumbió en septiembre 1.88 por ciento y así acumuló dos retrocesos a tasa mensual.

El Instituto refiere que el valor de producción se deriva de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras.

Señala que el comportamiento de esta variable puede diferir del reportado por el indicador de la producción de la industria de la construcción proveniente del sistema de cuentas nacionales de México, ya que este último considera además la autoconstrucción que realizan las empresas que se ubican en las distintas actividades económicas, así como la construcción que llevan a cabo los hogares.

Al comparar el valor de la producción total de las constructoras con respecto al mes de agosto de 2017, se tiene que logró un incremento de 2.22 por ciento.

Además de lo anterior, el personal ocupado en las empresas constructoras aumentó 0.84 por ciento anual y las remuneraciones reales por persona ocupada lo hicieron en 0.64 por ciento.

En tanto, el total de horas trabajadas en las constructoras se cifraron en 122 millones 360 mil en septiembre de 2018, lo que significó una reducción de 2.37 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.