Fuente: El Economista/ Redacción

A fin de fortalecer las acciones para una mejor preservación del medio ambiente, en tres años, la Comisión Estatal del Agua (CEA) del gobierno del estado de San Luis Potosí construyó 21 plantas de tratamiento de aguas residuales y rehabilitó cuatro, con una inversión de 177.4 millones de pesos, también puso en operación El Tenorio, con lo que suman a nivel estatal 85 instalaciones de este tipo y nueve más en construcción.

  • A nivel estatal suman 85 instalaciones de este tipo y nueve más en construcción.

La CEA detalló que de estas plantas 10 generan una producción de 43 litros por segundo, equivalente a la dotación de agua potable de un día para más de 24,000 habitantes de la zona rural.

Además, se elaboraron 13 proyectos ejecutivos para plantas y su equipamiento con una inversión de 10.7 millones de pesos, de los cuales 1.9 millones se destinaron, durante el 2018, a la elaboración de proyectos ejecutivos para la construcción de tres plantas ubicadas en la cabecera municipal de Charcas, localidad Tanute en Aquismón y Las Palomas en Ciudad del Maíz.

Durante el año en curso, se inició la construcción de nueve plantas tratadoras en las localidades de San Marcos Carmona y Corte Primero en Mexquitic de Carmona, en la cabecera municipal de Villa de Reyes, en las localidades de El Tepetate en Villa de Arriaga, Charcos de Oriente en El Naranjo, Cerro Gordo en Zaragoza y La Yerbabuena en Santa María del río y en la cabecera municipal de Charcas y Ciudad Valles.

También, el gobierno del estado y la CEA invirtieron recursos en obras complementarias de colectores y rehabilitación en los municipios de Axtla de Terrazas, San Antonio, Villa de Arriaga y Tampamolón, con una inversión de 60.4 millones de pesos, con lo que se benefició a más de 42,000 habitantes. Con las plantas que actualmente se encuentran en operación se alcanzó una cobertura estatal de 67.9% de agua tratada colectada.