Fuente: Heraldo de México/ Adrián Ari

  • El Estado mexicano está preocupado por el desarrollo integral de las ciudades y ha puesto especial cuidado en la ubicación, la calidad de las viviendas, su equipamiento y los servicios

En noviembre se presentará el Programa Nacional de Vivienda, así como el marco normativo para su implementación, dijo el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón.

“Hoy que sabemos cuáles fueron los errores y aciertos del pasado, tenemos la oportunidad de reorientar las políticas en esta materia y atender el rezago de 9 millones de acciones de vivienda, sobre todo en las zonas sur y sureste del país”, afirmó el funcionario.

Al participar en la inauguración de las Mesas de Diálogo del Infonavit con representantes empresariales, de los trabajadores y del Gobierno de México, sostuvo que “se busca abrir el debate, dejar los formalismos y exponer, con honestidad y transparencia, las oportunidades que tenemos para los próximos meses y años, a fin de construir un instrumento de planeación que garantice el acceso a una vivienda adecuada a todas las familias mexicanas, sobre todo las que más lo necesitan”.

Mencionó que en la actualidad, el Estado mexicano está preocupado por el desarrollo integral de las ciudades y ha puesto especial cuidado en la ubicación, la calidad de las viviendas, su equipamiento y los servicios con que cuentan, así como en los instrumentos crediticios y la carga que estos generan a las familias, por lo que se tiene que ver a la vivienda como un derecho, no como un proceso mercantil.

Meyer Falcón detalló que gran parte de los créditos que en los últimos años emitió el Infonavit se colocaron principalmente en el norte del país, donde la necesidad de vivienda no es tan apremiante como en otras regiones, lo que generó que no se atendiera la demanda real.

Durante su participación, el director general del Infonavit, Carlos Martínez Velázquez, dijo que es un honor ser anfitriones de estas Mesas de Diálogo porque son de suma importancia para millones de mexicanos, y señaló que a la fecha seguimos viviendo los resabios de una década donde la meta era colocar más y más créditos sin poner mayor atención a la calidad
de las casas.

“El saldo es bien conocido por todos: 650 mil viviendas abandonadas a lo largo del territorio nacional, equivalentes al mismo número de familias que seguramente no pudieron formar un patrimonio digno y seguro”.

Añadió que, para la nueva administración del Infonavit, lo anterior es producto de la falta de planeación por parte de las autoridades de los tres órdenes de Gobierno y porque en ese entonces, el trabajador no era el inicio y el fin de las acciones del Instituto.