Fuente: 24 Horas/ Ángel Cabrera

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un plan integral de manejo de aeropuertos metropolitanos, que buscará resolver la actual saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y retoma el proyecto de construir una terminal aérea en Tizayuca, Hidalgo.

Durante el aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana, manifestó que el plan incluye la construcción de una terminal aérea civil en la base militar de Santa Lucía, así como remodelaciones en los aeropuertos de Toluca y CDMX.

El proyecto de Tizayuca ya cuenta con 900 hectáreas de reserva territorial –a sólo 13.5 kilómetros de Santa Lucía– y tiene un antecedente en el año 2000, cuando se realizó un plan maestro, sin embargo, la administración de Vicente Fox se inclinó por construirlo en Texcoco.

Además, fue incluido entre los compromisos firmados ante notario por el ex Presidente Enrique Peña Nieto; en 2014 se revocó por la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que también fue cancelado.

En el mismo 2014, López Obrador, como líder de Morena, propuso que el aeropuerto se construyera en Tizayuca en lugar de Texcoco debido que ya existían terrenos y un proyecto.

Ganancias de Santa Lucía a SEDENA
Desde la Base Aérea de Santa Lucía, López Obrador se comprometió a que el aeropuerto en dicha zona estará en funciones en tres años y será llamado Felipe Ángeles.

“Tenemos el compromiso de tener funcionando este nuevo aeropuerto a más tardar en tres años y por esta decisión, que en momentos se tornó polémica, porque significa cancelar la construcción del aeropuerto del Lago de Texcoco, entre otras cosas; nos vamos a ahorrar alrededor de 100 mil millones de pesos”.

Señaló que ese aeropuerto será administrado por la Secretaría de la Defensa Nacional y sus ganancias servirán para fortalecer las finanzas de las Fuerzas Armadas.

Para el AICM se habilitará una tercera terminal en el espacio que ocupaba el hangar presidencial y la base del Ejercito, “se van a mejorar las pistas, se va a hacer moderno, funcional, más eficaz el aeropuerto”.

Otra de las estrategias será darle un mayor uso al aeropuerto de Toluca, al pasar de 600 mil a ocho millones de usuarios anuales, expresó el Presidente.

Sobre el aniversario de la Fuerza Aérea, López Obrador agradeció su respaldo y consideró que es “un Ejército leal a las autoridades civiles. Nunca este Ejército ha dado un golpe de Estado (…); me refiero al nuevo Ejército, al que surgió después del cuartelazo, 1913, el Ejército Mexicano, una gran institución del Estado”.

Respecto a la propuesta de que la Sedena administre Santa Lucía y sus ganancias sean para las Fuerzas Armadas, Verónica Juárez Piña, vicecoordinadora del PRD en la Cámara de Diputados, afirmó que el Presidente está pasando por encima de las atribuciones del Congreso de la Unión.

“Quien aprueba cómo se obtienen los ingresos y cómo se distribuyen es el Poder Legislativo (…). Está violando la Constitución de la República”, expresó.

Entre protestas reitera consulta por termoeléctrica
Entre protestas, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que será el pueblo quien decida –mediante una consulta pública– si la planta termoeléctrica en Huexca continúa o no.

Durante su discurso en un acto realizado en Morelos, algunos de los asistentes gritaron “agua sí, termo no”, por lo que el Presidente descartó que ésta se agote o se contamine con la puesta en marcha del proyecto, pues ya se consultó dicha inquietud con los técnicos de la Comisión Nacional del Agua.
Acompañado por el gobernador, Cuauhtémoc Blanco, detalló que si “no se utiliza la termoeléctrica de una empresa de la nación, en vez de tener la luz para alumbrar a todo Morelos, tendríamos que seguirles comprando la energía eléctrica a las compañías extranjeras”.

La consulta se llevará a cabo el 23 y 24 de febrero.