Fuente: El Economista/ Camila Ayala Espinosa

  • En el primer semestre del 2019, la Seduvi suspendió el desarrollo de obras, decisión derivada de observar una serie de irregularidades en el Reglamento de Construcción.

Después de que en siete meses el desarrollo de obras en la Ciudad de México se paralizara, autoridades capitalinas ya están permitiendo a los empresarios de la industria de la construcción reanudar sus actividades, y trabajarán en conjunto para impulsar la reactivación del sector económico.

Lydia Álvarez de Gavito, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) Valle de México, afirmó que se está desarrollando un diálogo positivo entre el sector y autoridades locales.

De diciembre del 2018 a junio del año en curso, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) de la Ciudad de México suspendió el desarrollo de obras, decisión derivada por observar una serie de irregularidades hacia el Reglamento de Construcción, así como lo sucedido el 19 de septiembre del 2017, donde más de 5,000 viviendas resultaron afectadas.

En ese sentido, el proceso de revisión que efectuó la Seduvi fue por medio de los dictámenes de polígonos de actuación (superficie delimitada del suelo integrada por uno o más predios para realizar proyectos urbanos).

De acuerdo con la dependencia local, de 174 dictámenes de polígonos de actuación, 48 de ellos resultaron con diversas irregularidades. Además, hasta el 16 de junio de este año sumaron casi 200 proyectos arquitectónicos en revisión.

Entre las obras más importantes suspendidas destacan: Prolongación Reforma 1196 en Santa Fe; Río Tíber 78 en la alcaldía Cuauhtémoc; Paseo de la Reforma 489, Lomas de Santa Fe; Eligio Ancona 225, Santa María la Rivera; y Patriotismo 883, Insurgentes Mixcoac.

Permisos
En este contexto, posterior a la reunión plenaria de la Canadevi, Lydia Álvarez explicó que por la serie de clausuras y suspensiones de obras “las autoridades locales se retrasaron en otorgar permisos para nuevos desarrollos, por lo mismo esta dinámica paró a la industria”.

La empresaria indicó que en su último encuentro con la autoridad capitalina, se le explicó el porqué de estas medidas, ya que se buscaba tener un panorama claro de lo que se había hecho en desarrollo inmobiliario.

“Creo que ya hay un diálogo correcto entre el gobierno de la ciudad y nosotros. Ya se revisó lo que estaba mal y también se aplaudió lo que estaba bien (…) Ya se nos dijo que es importante que sigamos invirtiendo en la ciudad, que es un tema muy relevante para ellos”, sostuvo.

Respecto a las revisiones que efectuó el gobierno local, reiteró que gran parte de la industria demostró que se estaba desarrollando con estricto apego a la ley y que fueron pocos los casos donde hubo actos incorrectos.

“Nunca nos peleamos con la autoridad, pero tuvieron un juicio primario a raíz de muchas fuerzas políticas que nos atribuyeron temas que no eran. La gran mayoría del sector se manejó con apego a la ley”, sostuvo.

Lydia Álvarez refirió que esta serie de medidas los afectó en la generación de empleos, ya que por siete meses no pudieron contratar personal y, al contrario, tuvieron que recurrir a los despidos.

“Ya urge reactivar al sector, tenemos que pagar sueldos; de hecho, en el primer semestre se despidió a la fuerza laboral primaria, la que está compuesta por albañiles”, ahondó.

Aseguró que la industria de la vivienda es un pilar fundamental para la generación de empleos formales en la Ciudad de México, y si se afecta se altera el ritmo de crecimiento para la creación de trabajos.

En la primera mitad del año, la Ciudad de México generó menos trabajos en comparación con los primeros seis meses del 2018 (de 66,102 a 44,285 empleos asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social), de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Estrategia
La presidenta de Canadevi Valle de México refirió que Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, le hizo saber que busca reactivar e impulsar a la vivienda a través de corredores de renovación urbana.

Manifestó que les pidió ayuda para que desarrollen una estrategia en conjunto y aprovechen el uso de suelo que tiene la capital.

“En la Ciudad de México están abandonadas muchas zonas que son céntricas y tienen transporte público cerca, todas ellas no han sido detonadas correctamente; tenemos casos bien claros, como la calzada de Tlalpan, la parte que va hacia el centro. La idea sería construir con el uso de suelo actual y cambiarle la imagen a esas avenidas”, dijo Lydia Álvarez.

La idea, ahondó, “es ver cómo detonamos nuevamente el desarrollo inmobiliario pero ya no en las zonas de siempre (Polanco, Reforma, Roma); hay que efectuar una apuesta hacia las zonas abandonadas como la Bondojito y San Cosme”.

Ante este escenario, la empresaria aseguró que una mejora regulatoria vendría bien para efectuar este plan, ya que se necesita simplificar los procesos y hacer notar que la industria de la construcción está desarrollándose con apego a la ley.

“Ya se nos abrieron las puertas, ya empiezan los permisos, pero ahora se deben hacer acuerdos, tenemos que hacerlo para reactivar la industria (…) Lo importante es ver qué tan rápido podemos trabajar (sectores público y privado) para dinamizar la industria”, expuso.