Fuente: El Economista/ Jesús Vázquez

Las primeras licitaciones del Tren Maya, que se lanzarán entre el 17 y 18 de diciembre, alcanzan un valor de aproximadamente 1,500 millones de pesos e incluyen el proyecto ejecutivo del tramo sin vía férrea Cancún-Escárcega, informó Rogelio Jiménez Pons, titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

  • Hasta el momento hay ofrecimientos de Siemens, Bombardier y Alstom, además de consorcios chinos para la obra.

“El proyecto ejecutivo del tramo Cancún-Escárcega tendrá por sí solo un costo de 1,000 millones de pesos y se licitará a nivel internacional”, detalló.

Confirmó que hasta el momento hay ofrecimientos de empresas internacionales como Siemens, Bombardier y Alstom, además de consorcios chinos para participar en las licitaciones.

“Si bien esta primera etapa se lanzará la semana entrante, se trata únicamente de la elaboración del proyecto ejecutivo de un tramo de poco más de 600 kilómetros en los que, a diferencia del resto del recorrido, no existe vía férrea”, indicó el titular de Fonatur.

“Se trata de la sección más complicada de todo el circuito del Tren Maya, por el tema de los derechos de vía, la reubicación de las comunidades asentadas debajo de torres de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad y el único que tendría doble vía entre Tulum y Cancún”, explicó.

El proyecto ejecutivo que se licite la próxima semana está pensado para comenzar a ejecutarse en obra física hasta el 2020, que es cuando se integrarán todas las obras en un sólo proyecto ejecutivo, englobado bajo el nombre de Tren Maya.

Empresa constructora
Jiménez Pons adelantó también que en esta primera etapa Fonatur ejercerá su facultad de empresa constructora del estado, ejecutando las obras de adecuación de la vía férrea ya existente, desde Palenque hasta Valladolid.

“El objetivo de esta primera etapa será la de rectificar la vía para que soporten un tren de clase cinco; es decir, para transporte de carga y pasajeros con una velocidad media de 160 kilómetros por hora”, añadió.

Además de la rectificación de la vía, habrá obras inducidas como la adecuación de puentes, reubicación de postes de luz, pasos de fauna.

Todo ello estará en el tramo donde ya existe derecho de vía y donde ya hay un tendido férreo. Estas obras iniciarían en marzo del próximo año.

Sigue en pie la propuesta de derivar una segunda vía férrea en la zona de Calakmul, que sería operada por un tren de hidrógeno patentado por Alstom, pero dependerá de las consultas y consensos a los que se llegue con las propias comunidades locales, pues el proyecto “no se impondrá en contra de la voluntad de nadie”, insistió.

Apenas la semana pasada, Jiménez Pons estuvo en Calakmul y sostuvo reuniones de trabajo con representantes de comunidades y organizaciones civiles, con quienes en efecto se plantearon zonas de aprovechamiento a partir de la construcción del Tren Maya, pero bajo la premisa de que nada se construirá de espaldas a las comunidades.

Por último, el titular de Fonatur informó que el próximo 16 de diciembre se lanzará oficialmente el proyecto con ceremonias simultáneas en Palenque, Chichén Itzá, Edzná y Tenosique.

Piden a gobierno federal no quitar recursos a destinos turísticos
El Congreso del Estado de Quintana Roo aprobó un punto de acuerdo para exhortar al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, y al Congreso de la Unión a mantener el presupuesto para la promoción de los destinos turísticos del estado, a través de las distintas ferias internacionales, tianguis de turismo y eventos deportivos de talla internacional que se celebran en la entidad.

Este punto de acuerdo fue aprobado por unanimidad del Congreso estatal.

En tribuna, la diputada Gabriela Angulo Sauri expresó preocupación por los recursos que anualmente se destinan a la promoción turística de los diversos centros turísticos del país y para la realización de eventos deportivos de carácter internacional.

Agregó que teme que resulten afectados por destinarlos al proyecto del Tren Maya, que pretende construir el nuevo gobierno federal.

Angulo Sauri manifestó que los legisladores no se oponen al proyecto del Tren Maya y los beneficios que representará para los estados del sur-sureste del país, pero que “de nada serviría el Tren Maya si tenemos un menor número de visitantes nacionales y extranjeros, debido a la falta de una adecuada promoción turística que contrarreste la imagen del país por cuestiones de inseguridad, la competencia con los demás países del caribe y Sudamérica, así como los europeos y asiáticos”.

Por ello, dijo, resulta necesario que se estudien otros mecanismos públicos y privados, nacionales e internacionales, que den origen a los recursos necesarios para poner en marcha el denominado Tren Maya.