Fuente: Reforma/ Nallely Hernández

Para desarrolladores y especialistas, los recursos del Gobierno asignados para vivienda social no deben concentrarse sólo en temas como la reconstrucción o el desarrollo urbano, pues son áreas que se atienden también por otras partidas del Presupuesto.

Francesco Piazzesi, director de la desarrolladora Échale a tu Casa, opinó que en el caso de la reconstrucción, asignar más recursos en esta Administración duplica lo que ya algunos afectados recibieron.

Por otra parte, señaló que en lo que corresponde a desarrollo urbano, uno de los temas que registra la mayor proporción del Presupuesto de la Sedatu (La Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) este año, hace que se deje de atender al segmento de los no afiliados, que no tienen apoyo de ningún organismo.

“Es un sesgo que hay que tener cuidado. La reconstrucción entendemos, que es lo que está sucediendo, fue un fracaso el proceso de reconstrucción pasado y el desarrollo urbano se lo están cargando al Presupuesto de la Conavi (Comisión Nacional de Vivienda) cuando para eso está Banobras y otras instituciones, yo creo que sí hay que separar”.

Eduardo Torres, director general de la consultora ai360, comentó que es necesario esclarecer los elementos que se tomaron en cuenta para dar prioridad a la reconstrucción y mejoramiento urbano en la política de vivienda.

“Un programa de reconstrucción no debería ser la política nacional de vivienda, un programa de reconstrucción atiende una emergencia y contingencias vamos a tener de manera recurrente”, opinó el especialista.

Opinó que en todo caso, sería conveniente ver más temas de planeación a largo plazo en el Presupuesto.

Sin embargo, consideró que es positivo que se reajuste el esquema de subsidios por las distorsiones que generaba en el mercado en los precios de las viviendas, pero se debe buscar un instrumento para hacer que los apoyos lleguen a una mayor cantidad de población.