Fuente: El Financiero/ Pamela Ventura

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) estimó un crecimiento máximo de 2 por ciento en el sector de la construcción para el próximo año.

  • Eduardo Ramírez, presidente nacional de la Cámara, prevé un impacto en el sector por la baja en el presupuesto de obra pública.

Eduardo Ramírez, presidente nacional de la Cámara, señaló que con la baja en el presupuesto de obra pública difícilmente la industria alcanzará un alza de 2 por ciento.

“Un crecimiento del 2 por ciento para 2019 es muy marginal y derivado del presupuesto que se estaría entregando”, dijo en entrevista.

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) en infraestructura para 2019 será de 676 mil 377 millones de pesos, que representa 2.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y no el 4 por ciento, como esperaban los constructores.

“Nos preocupa porque el gasto de capital de todo el proyecto de ingresos y de egresos representa solamente el 17 por ciento, el gasto de inversión dirigido a capital, que para nosotros tiene que ver con infraestructura, mientras el gasto corriente es de 61 por ciento”, dijo.

Ramírez refirió que la industria podría ser impulsada por la iniciativa privada si existen las condiciones para invertir en el país. “Vamos a estar atentos y hacer los estudios necesarios para convencer de la participación de este tipo de inversionistas en las obras de infraestructura del Gobierno”, aseguró.

Ramírez recordó que este año, con datos a octubre, la industria de la construcción creció 1.6 por ciento, gracias a la inversión privada que estimó en 2 billones de pesos.

Destacó que el inicio de un nuevo sexenio desacelerará la dinámica en la industria de la construcción y llevaría un par de meses para los nuevos funcionarios que instrumenten sus políticas de impulso al sector.

Agregó que la CMIC espera que haya oportunidad de participación de empresas regionales en los proyectos de infraestructura del Gobierno.