Fuente: Reforma/ Claudia Guerrero

El Gobierno federal aseguró que cuenta con el aval de ciudadanos de 84 municipios y autoridades de mil 400 comunidades indígenas para la construcción del Tren Maya, cuya licitación será lanzada en la primera semana de enero, con la finalidad de arrancar la obra en abril del 2020.

“Iniciaremos ya los trabajos de licitación sobre el Tren Maya, se lanzarán la primera semana de enero”, informó Rogelio Jiménez Pons, titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

“Esperemos estar procesando y esto implica las zonas donde ya existe vía, las zonas más accesibles del proyecto e iremos desarrollando las siguientes propuestas para tener inicios de obras a finales de marzo y a principios de abril”.

El funcionario adelantó que convocarán a las grandes empresas constructoras para participar en el proyecto que tendrá un costo de 120 mil millones de pesos, con cargo al presupuesto público.

“En este proceso de licitación se convocará a todas las grandes empresas de la construcción en México, para que vayamos haciendo real esta propuesta. Con esto se inicia ya todo un proceso y echar a andar ya el Tren Maya con esta confirmación del apoyo de la región”, manifestó.

Previamente, Adelfo Regino, titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), afirmó que mil 78 comunidades indígenas ubicadas en el trayecto de la obra fueron consultadas y que existe un “consenso generalizado y unánime” para llevar a cabo el proyecto.

Explicó que la participación corresponde al 75 por ciento del total de comunidades que fueron convocadas a ese ejercicio.

Detalló que se realizaron 30 asambleas regionales, de las cuales, 15 se registraron entre el 29 y 30 de noviembre, mientras que el resto se concretaron el pasado fin de semana.

Según el titular del INPI, a pesar de la aceptación, las comunidades indígenas pidieron que se atiendan sus demandas en materia de desarrollo e infraestructura.