Fuente: Diario El Mundo/ Agencias

Durante la presentación de los avances de la regularización de tierras en la colonia Colosio del municipio Solidaridad, en Playa del Carmen, Quintana Roo, Andrés Manuel López Obrador anunció que el Tren Maya será eléctrico y no va a contaminar.

“Un tren también de alta tecnología, eléctrico, que no va a contaminar. Eso es lo que se tiene ya en plan en el programa del Tren Maya.”

Este anuncio, contradice la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA)que se dio a conocer apenas en junio pasado, en la que se establece que este proyecto prioritario del gobierno federal, utilizaría en los primeros años de circulación tracción a diésel en los convoyes de los primeros tres tramos de la obra de infraestructura en el sur-sureste del país, lo que significaba un consumo aproximado de 166 mil millones de litros de combustible anuales, por lo que la producción de dióxido de carbono será de 430 mil 936 toneladas de este contaminante al año.

En el documento presentado por el Fonatur se lee: “se sugiere adoptar el sistema que resulta económicamente más eficiente en la mayor parte del trazado y los indicadores sugieren adoptar la tracción diésel”.