Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

  • El alza en el monto proyectado se debe a la ampliación de las obras carreteras de los tramos Mérida-Cancún y Cancún-Chetumal y a la electrificación de los tramos, explicó Rogelio Jiménez Pons, titular del Fonatur.

El costo del Tren Maya, al segundo trimestre del año, es de 156,000 millones de pesos, 12% más que lo registrado en abril, debido a que se incluyó el costo de las obras carreteras de los tramos Mérida-Cancún y Cancún-Chetumal, y se le tendrán que sumar, por lo menos, 25,000 millones de pesos de la parte que será electrificada, explicó el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons.

Durante el primer semestre, se han invertido en la obra 3,079 millones de pesos, de los 24,440 millones de pesos que tiene asignados en el Presupuesto de Egresos.

“Estoy dialogando con las autoridades de la Secretaría de Hacienda para que la parte de las ampliaciones carreteras no se incluya en el proyecto ferroviario, de tal forma que el monto de inversión final ronde los 165,000 millones de pesos: los 139,000 millones de pesos que se habíamos mencionado más la infraestructura para alimentar de energía al tren (catenarias y pantógrafos)”, comentó.

El funcionario dijo que ya se tomó la decisión de que los tramos de mayor afluencia de pasajeros del tren, Mérida-Cancún y Cancún-Chetumal (cerca de la mitad de los 1,500 km del recorrido total) serán electrificados y el resto del trayecto será impulsado con un sistema diésel-eléctrico, toda vez que técnicamente es lo más adecuado.

La licitación para la electrificación ya está en proceso de preparación, aunque será lanzada hasta principio del 2021, Dicho proceso es el segundo más costoso, luego de la que tiene que ver con el material rodante y sistemas electromecánicos (que se estima en unos 40,000 millones de pesos y sus bases se publicarán el próximo nueve de noviembre).

“Luego de diversos análisis se optó por la parte de electrificación en donde habrá mayor actividad y son los tramos de vía doble, el resto será dual. Tendremos más eficiencias con las catenarias y los pantógrafos en términos económicos en el largo plazo, no en el corto. Ahora aumenta un poco el precio, pero el mantenimiento es más fácil y la planicie de la parte donde está también ayuda. Es una inversión adicional que estamos viendo cómo ajustar”, agregó el titular del Fonatur.

Las vías, por tramos
Otra decisión que también tomó el fondo, junto con sus asesores externos, es que la licitación para adquirir y colocar los rieles no será en un solo paquete, sino que serán repartidos en los siete tramos que se ha licitado la infraestructura del tren.