Fuente: El Economista/ Yolanda Morales / Luis Miguel González

Davos, Suiza. Sí es posible acelerar en un sexenio el desarrollo económico del Sur y Sureste de México y acercarlo al de los estados del Norte. ¡Faltaba más que no se intente, teniendo un presidente de Tabasco! advirtió la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

  • Sí es posible acelerar en un sexenio el desarrollo económico del Sur y Sureste de México y acercarlo al de los estados del Norte. ¡Faltaba más que no se intente, teniendo un presidente de Tabasco! advirtió Alicia Bárcena.

Explica que la Comisión ha acompañado al equipo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, y a los mandatarios de El Salvador, Guatemala, Honduras y México, para identificar los proyectos que permitirán detonar la inversión que impulsará a la economía regional, lo que terminará por favorecer la generación de empleos y el combate a la pobreza.

Entrevistada por El Economista, precisa que la idea es que los cuatro países busquen financiamiento para los proyectos de infraestructura que cada uno considere determinante para la conexión regional. Y el Proyecto del Tren Maya es pieza fundamental.

“El Tren Maya es un gran proyecto, y seguramente ya están realizando los estudios de impacto ambiental, pues creemos que está bien planeado, pero deben buscar que no se afecte el Territorio de Calakmul, que es una reserva natural muy importante, única en el mundo y se tiene que cautelar”.

Acaba de terminar su participación en el Foro de Davos y nos cuenta que hay varias empresas interesadas en participar en la conectividad digital de los países, como Telefónica. De avanzar, se conseguiría tener el mismo nivel tecnológico en Centroamérica y el Sur de México, refiere.

El plan integral de desarrollo, que será fundamental para frenar la migración, también incluirá al sector comercial. “Los tres países del Triángulo Norte exportan a México el 3% de todas sus ventas al exterior. Todo Centroamérica en conjunto, exporta el 5% de sus productos hacia México. Hay una enorme oportunidad también ahí”.

Extranjeros interesados en México
— ¿Los empresarios le hicieron algún comentario sobre México?

— Hay una visión positiva por México, pues tienen la impresión que el presidente está tomando al toro por los cuernos en materia de corrupción, lo que es una buena noticia. Pero entienden que hay una importante complejidad del problema, y que no está solamente en el sector petrolero. Había una corrupción inaceptable y los inversionistas extranjeros y locales, están dispuestos a apoyarle para enfrentarla.

— Entre todos los proyectos de infraestructura que plantea el presidente ¿Cuál se les hizo más atractivo aquí en Davos?

— El nuevo aeropuerto, sin duda. Están dispuestos a jugársela con los nuevos proyectos y saben que será un desarrollo importante el nuevo Aeropuerto en Santa Lucía. Ven como una parte dinámica a las exportaciones, porque entienden que independientemente de que se ratifique o no el acuerdo con Estados Unidos y Canadá, el comercio seguirá funcionando. Hay altas expectativas también de la de industria automotriz de entrar en la siguiente etapa del acuerdo. Hay un buen diálogo con las autoridades correspondientes de Canadá y Estados Unidos, que también ven con buenos ojos las oportunidades en México.

— ¿No sienten cautela precisamente por la cancelación del proyecto de aeropuerto anterior?

— Para muchos, ya pasó ese episodio. Los empresarios ven al futuro, no se quedan estancados. Están avanzando, buscando más oportunidades. Hay empresas de electromovilidad de industriales belgas, alemanes, ingleses y americanos que están interesados en llegar a las grandes localidades de México, Perú y Colombia.

Combustible y corrupción
La Secretaria advierte que el presidente está aplicando uno a uno los proyectos que había advertido desde campaña. Nadie debería sentirse sorprendido, porque siempre dijo que el Aeropuerto de Texcoco, no era conveniente.

La funcionaria pone el dedo en la yaga: las inversiones esperadas en el sector petróleo no llegaron y nos ha quedado claro que el tema de robo de combustible evidencia que hay mas recursos que los que creemos.

Y si se logra detener la corrupción, también se van a atraer más capitales. La funcionaria confía que sí se rehabilitarán las refinerías y se conseguirá que se produzcan 350,000 barriles diario de petróleo, lo que permitirá recuperar ls capacidad interna.

Tras su participación en el Foro de Davos, y la de México, la funcionaria se mantiene positiva. La economía crecerá en 2.2%, que es una décima menos que el año pasado, y este desempeño estará más vinculado al entorno internacional.