Fuente: Revista Mexicana de la Construcción

El nuevo programa de trabajo se enfocará en posicionar los intereses y necesidades del gremio de la construcción para aumentar los recursos destinados al desarrollo de infraestructura.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción llevó a cabo su Asamblea General Ordinaria, en la que Eduardo Ramírez Leal fue ratificado como presidente nacional por tercer año consecutivo, lo cual le permitirá dar seguimiento a su labor de impulsar políticas públicas que fomenten el desarrollo regional de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipyme) en un proyecto que comenzó en el año 2018 y que concluirá en marzo de 2021.

Debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19 y acatando las disposiciones de la Secretaría de Salud, la asamblea se realizó de manera simultánea en las sedes de las 44 delegaciones de la CMIC.

Antes del nombramiento, Ramírez Leal rindió su informe anual de actividades, en el que destacó el trabajo y esfuerzo de los integrantes de su Consejo Directivo, y añadió que “obtener grandes resultados es la consecuencia del esfuerzo y trabajo de todos; por ello, agradezco a cada uno de los integrantes del Consejo Directivo Nacional y colaboradores de nuestra organización, que día a día realizan las gestiones y acciones necesarias para posicionar a la cámara como un referente de la industria en nuestro país”.

Después de la toma de protesta, el dirigente del organismo dio a conocer su Programa de Trabajo 2020-2021, entre cuyos principales objetivos están profesionalizar la industria para elevar su competitividad; incrementar los servicios que ofrece la cámara brindando atención especializada para cada tipo y tamaño de empresa, identificando oportunidades de trabajo y potenciando sus capacidades, particularmente las de las mipyme. Por ello, se comprometió a redoblar esfuerzos para realizar las acciones necesarias a fin de concretar dichos objetivos.

Finalmente, mencionó la difícil situación por la que atraviesa la industria de la construcción, e hizo un llamado a la unidad: “Son momentos difíciles. Desde hace aproximadamente dos años nuestro sector ha sufrido una caída constante, a consecuencia de diversos factores como la lenta aplicación del presupuesto destinado a la inversión en obra pública, o los casos en los que los industriales de la construcción hemos sido sustituidos por la Secretaría de la Defensa Nacional, padres de familia o habitantes de las comunidades para ejecutar trabajos de infraestructura. Actualmente nos enfrentamos a la crisis económica provocada por el Covid-19, durante la cual muchas empresas han tenido que cerrar operaciones, con lo que se detiene la generación de empleo y se deja a miles de familias sin ingresos.”

Acto seguido señaló que, “pese a todas las adversidades, es momento para que el gremio trabaje de manera conjunta y coordinada, para demostrar que siempre que surjan adversidades en nuestro país, los industriales de la construcción seremos de los primeros en afrontarlas. Nuestra unidad y ganas de salir adelante son distintivos que nos caracterizan; por eso, una vez más les hago un llamado: ¡trabajemos en equipo, redoblemos nuestros esfuerzos, saldremos adelante, unidos, como siempre los hemos hecho!”

Estimado lector, éste y otros artículos de interés los podrá encontrar en la Revista Mexicana de la Construcción No. 643 Abril 2020