Fuente: El Norte/ Moisés Ramírez

  • Frena lento ejercicio del gasto federal la construcción de infraestructura de enero a mayo

Tras superar el paro por la emergencia sanitaria, ahora la construcción de infraestructura pública en México sigue siendo detenida por el lento ejercicio del gasto federal, y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) descarta que la cuarentena sea la justificante.

Un análisis del Observatorio de la Industria de la Construcción, con datos de Transparencia Presupuestaria de la Secretaria de Hacienda, revela que de enero a mayo del 2020, la aplicación de los recursos federales para obras a nivel nacional llevaba un avance promedio del 16 por ciento, y en Nuevo León del 22.7 por ciento.

En términos de monto, en todo el País lo ejercido sumó 68 mil 308 millones de pesos, de un total de 414 mil 590 millones de pesos.

En el caso particular de Nuevo León, los recursos dispersados para infraestructura pública sumaron 719 millones de pesos, de un total de 3 mil 129 millones de pesos asignados al estado para este año.

Los datos del Observatorio, organismo perteneciente a la CMIC, detallan que 14 estados llevaban ejercido menos del 35 por ciento, entre ellos Nuevo León.

Y de ese grupo de entidades, en cinco de ellas la aplicación de esos fondos fue menor al 10 por ciento

Eduardo Ramírez Leal, presidente nacional de la CMIC, descartó que la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19 sea la causa del rezago en el ejercicio de la inversión pública en infraestructura.

Esto debido a que las obras esenciales de conservación, mantenimiento y reparación de infraestructura crítica como la construcción de hospitales, carreteras, obras de agua potable, e incluso las megaobras del Gobierno federal no estuvieron imposibilitadas para continuar durante abril y mayo.

PIERDEN EMPLEOS

Por otra parte, la CMIC indicó que en los meses de emergencia sanitaria, la construcción es la más afectada de las actividades industriales, pues ha perdido casi 350 mil empleos en todo el País.

Aseguró que cerca de una tercera parte de los empleadores que se han dado de baja del IMSS corresponde a este sector.

Con información de Nallely Hernández