Fuente: El Economista/ Fernando Gutiérrez

  • Se plantea generar 200,000 empleos directos en el sector.

Durante el segundo semestre de este año y el primero del 2021, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano tiene la meta de realizar 165,000 acciones de vivienda que apoyen la reactivación económica del país ante el impacto de la emergencia sanitaria del Covid-19.

En su participación en el Monterrey Zoomit Inmobiliario 2020, Daniel Fajardo Ortiz, titular de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Sedatu, indicó que estas 165,000 acciones están enfocadas al mejoramiento y ampliación de vivienda, lo que causará un beneficio en el empleo en el sector de la construcción.

“El Presidente, reconociendo el alto impacto que tiene la construcción de vivienda, de obras, en el empleo, como parte del programa emergente de reactivación económica, le otorgó a la Sedatu el mayor incremento de todas las secretarías, de 25,000 millones de pesos (para distintos apoyos)”, apuntó Fajardo Ortiz.

De acuerdo con el funcionario, quien recientemente fue nombrado en su actual puesto, estos apoyos tienen la finalidad de apoyar a la población hasta por 35,000 pesos para quien busque realizar acciones de mejoramiento en su hogar y hasta por 90,000 pesos a quien opte por la ampliación.

“Por este programa se realizarán 165,000 acciones de vivienda, incluyendo mejoramiento y ampliación”, detalló Ortiz Fajardo, quien apuntó que estas soluciones son parte del esquema emergente de vivienda impulsado por la secretaría ante la emergencia económica, para el cual se tienen presupuestados cerca de 9,400 millones de pesos.

Recepción
De acuerdo con información de la Sedatu, el programa emergente de vivienda recibió 140,040 solicitudes de subsidios, mientras que 29,440 estaban en proceso de verificación y poco más de 14,000 fueron catalogadas como no elegibles por carecer de los requisitos solicitados.

Hace algunos días, el titular de la Sedatu, Román Meyer Falcón, indicó que hasta la fecha se le han otorgado más de 8,000 millones de pesos a este esquema, lo que ha ayudado a la recuperación de más de 118,00 empleos en el ramo de la construcción. La meta del programa, es generar 200,000 empleos directos.