Fuente: Milenio/ Elizabeth Hernández

  • Son 35 obras de rehabilitación con las que comienzan a trabajar en Hidalgo

Aunque aseguran que no es el despegue del sector de la construcción hacia su crecimiento, después de dos años de poco desarrollo y el embate de la contingencia sanitaria por el covid-19, las 35 obras de rehabilitación en las que se trabaja en diferentes municipios hidalguenses, viene a darles un poco de “aire” a los empresarios que forman parte del sector.

Así lo indicó Luis Miguel Escudero Hernández, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), en Hidalgo, quien señaló que estos trabajos son realizados con presupuesto federal, aunque esperan que las dos obras grandes que se levantarán en el estado, entre ellas el Centro de Identificación Humana, por lo que esperan se de un fallo a favor de las constructoras hidalguenses.

“Tenemos la buena noticia de que el sector salud ya está licitando, por lo que en ese aspecto estamos más tranquilos, a pesar de que son obras pequeñas, pero nos ayudarán a calentar motores; hablamos de rehabilitaciones para centros de salud ubicados en Metztitlán, en San Felipe Orizatlán, Jacala y en Molango, entre otros municipios, en los que se trabaja en rehabilitaciones”.

“Los centros de salud deben de cumplir con sus certificaciones anuales, por lo que cada año realizan este tipo de obras para cumplir con lo encargado por la federación y con ello obtengan un recurso extraordinario”, explicó Escudero Hernández. En esta línea, señaló que hasta el momento se han trabajado e 35 rehabilitaciones que se han realizado con recurso federal, y éstas van de los 300 a 900 mil pesos de presupuesto, dependiendo del tamaño del centro de salud.

“Hemos platicado con el titular de la Secretaría de Obras Públicas para ver cómo van los recursos federales y me ha comentado que, de momento, los primeros presupuesto son para el sector salud, así como para el ramo de servicios, drenaje y agua, que es lo que más les urge”.

“Sin embargo, podría darse a finales de agosto o los primeros 15 días de septiembre las licitaciones de la infraestructura carretera y otro tipo de infraestructura, y con ello las obras estatales que son más grandes, para después irnos con el Ramo 33”, explicó el líder empresarial.

En la misma línea, indicó que hasta el momento salieron dos obras de la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT) que son el Centro de Identificación Humana y la Agencia de Ministerios Públicos, de 4 millones y un millón de pesos, respectivamente, “por lo que esperamos que algunas de las empresas afiliadas a la CMIC se vean beneficiadas en el fallo que se dará a conocer en próximos días”.

Finalmente, señaló que las aportaciones federales para las entidades federativas y municipios, mejor conocido como Ramo 33, tiene un avance menor al dos por ciento, en registro del primer semestre de este 2020, por lo que esperan que el gobierno federal libere los tres mil millones de pesos del gasto público para Hidalgo y con ello reactivar la economía a través de la construcción.

“La liberación de recursos no es tan rápida como nosotros quisiéramos, aunque de que se libere de septiembre a diciembre al cien por ciento no estaríamos hablando de que es un gran avance porque traemos muchos pasivos, cosas que pagar y algunas constructoras se están viendo en la necesidad de vender activos”.

“Sin embargo, creo que si gobierno federal, los estatales y municipales pudieran hacer un trabajo conjunto con el empresario, pudiéramos apoyar y resolver este tema económico en unos dos años, pero seria un trabajo conjunto”, concluyó.