Fuente: El Economista/ Femando Gutiérrez

  • La meta sería superior 15% a lo invertido durante el año anterior.

Autoridades e Iniciativa Privada (IP) se comprometieron a que este 2020 se pueda generar una inversión en el sector de la vivienda cercana a 685,135 millones de pesos, es decir, 15% mayor respecto a los 598,000 millones de pesos que se invirtieron en el 2019.

El pasado viernes, tanto autoridades como miembros de cámaras empresariales relacionadas con el sector de la vivienda firmaron un acuerdo por el cual se comprometieron a ejecutar políticas, programas e instrumentos que fomenten acciones conjuntas con el objetivo de abatir la corrupción y tener una mayor coordinación entre los organismos empresariales con los tres niveles de gobierno.

“Lo que se busca es impulsar al sector de la construcción, relanzarlo con mecanismos más transparentes. Lo que queremos es formar un sector de la construcción más boyante y a través de las distintas cámaras. Estamos esperando que para este 2020 haya una inversión 15% mayor que la que hubo en el 2019”, indicó Arturo Herrera Gutiérrez, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El titular de Hacienda indicó que en caso de darse dicha inversión, esto se traducirá en más empleos, la edificación de más casas, un mayor gasto de infraestructura, entre otros avances.

De acuerdo con el pacto, la inversión prevista para este año se daría por la derrama de 411,000 millones de pesos por parte de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción; 173,926 millones de pesos por la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda y 100,000 millones de pesos por la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios.

Dentro de las acciones previstas en dicho pacto está promover la coordinación entre distintos órdenes de gobierno y el sector para eliminar actos de corrupción; proponer mejoras regulatorias y simplificación de trámites de servicios para impedir actos de corrupción; asistir a la revisión del marco normativo en materia de inversión y financiamiento para mejorar condiciones y lograr un impacto en beneficio del sector inmobiliario.

Asimismo, la Secretaría de Hacienda propondrá mayores mecanismos de la banca de desarrollo para fortalecer el sector y promoverá facilidades de condiciones en materia de financiamiento, especialmente en el segmento de los trabajadores formales e independientes.

Bancos y SHF
En el marco de la firma de este convenio, también la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF)y la Asociación de Bancos de México establecieron un acuerdo, con el fin de fomentar la adquisición de vivienda de sectores que se encuentran en la economía mixta, es decir, que cuentan con un ingreso fijo y comprobable y otra parte variable; así como en los trabajadores que no están afiliados a algún esquema de seguridad social.

“Actualmente existen 15 millones de familias con economía mixta y 5 millones de trabajadores no afiliados a un instituto de vivienda, lo que coloca a un gran porcentaje de las familias mexicanas en una posición de desventaja respecto a la adquisición de vivienda y mejoramiento de sus condiciones de vida”, indicó la SHF.

En este pacto, ambos organismos se comprometieron a promover el otorgamiento de créditos hipotecarios que serán financiados por la banca, mismos que tendrán un seguro de crédito con el fin de que las instituciones atiendan segmentos no tradicionales.

Para este año, la SHF tiene como meta impulsar 190,000 acciones por un monto de 85,000 millones de pesos en crédito directo e inducido.