Fuente: El Universal/ Sara Cantera

  • Se van a invertir 371.5 millones de pesos en las obras, informó; las empresas Sacyr y Epccor están encargadas de los trabajos

La ampliación de la Terminal 2 incluye una nueva construcción con planta baja, nivel principal y mezzanine; con las obras se incrementará la calidad del servicio a los pasajeros, informó la SCT.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que iniciaron las obras de la ampliación de la Terminal 2 (T2) del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

La ampliación comprende la construcción del Dedo “L”, un edicio con nuevas salas de abordaje, siete posiciones de contacto y un pasillo que conectará directo a la sala 75 de la T2.

La dependencia dio a conocer que la inversión para esta obra es de 371.5 millones de pesos y se realizará en una supercie de 4 mil 29 metros cuadrados.

Las constructoras encargadas de realizar estos trabajos son Sacyr Construcción México y Epccor.

Ambas empresas habían ganado la licitación para la construcción de la losa de cimentación del Centro Intermodal de Transporte Terrestre del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, contrato que se niquitó hace poco por 290 millones de pesos.

La ampliación de la Terminal 2 incluye una nueva construcción con planta baja, nivel principal y mezzanine, la cual estará ubicada en la zona suroeste del aeropuerto capitalino, atrás de las vías del Aerotrén, a la altura de la avenida Hangares.

En la planta baja se construirán las siete posiciones de contacto de la sala 75 a la 81, áreas de circulación vehicular y subestación.

Esta zona se utilizará para tránsito de vehículos operativos y en las áreas circundantes se considera una vialidad de servicio alterna, detalló la SCT.

En el nivel principal, denominado “3.75”, se realizará la conexión con la sala 75. En este piso se encontrarán las salas de abordaje de la puerta 75 a la 81 y cada puerta tendrá un mostrador, lectores de pase de abordar, pantallas con información de vuelos y sistema de voceo.

En el tercer nivel, en un área de 850 metros cuadrados, se ubicará el mezzanine, entre las posiciones 78 y 79, que fungirá como sala de espera transitoria. Un espacio cómodo donde el pasajero podrá descansar, leer, conectar sus aparatos electrónicos y revisar el estado de su vuelo a través del módulo de pantallas.

La secretaría destacó que con esta ampliación se incrementará la seguridad y la calidad del servicio, tanto de llegada como de salida, a los pasajeros que utilizan la Terminal 2 del aeropuerto.

Recomendaciones. Debido a la construcción de un nuevo pasillo en la sala 75 de la Terminal 2, Aeroméxico emitió una serie de recomendaciones a sus pasajeros, como hacer check-in en su portal de internet, en los quioscos instalados en el aeropuerto capitalino o a través de la aplicación móvil.

También plantea llegar al menos dos horas y media antes de los vuelos nacionales o internacionales, cruzar el ltro de seguridad en cuanto se haya documentado el equipaje y mantenerse atentos a las indicaciones del personal de Aeroméxico y los anuncios que realiza el aeropuerto en pantallas y sonido local.

Otra sugerencia de la aerolínea es presentarse en la sala de abordar 50 minutos antes de la hora de vuelo, ya sea a un destino nacional o internacional.

Las posiciones de contacto ayudarán a reducir los tiempos de embarque y desembarque, y evitarán que los pasajeros tomen un autobús para abordar el avión.

Aeroméxico comentó que, si bien no se espera que los trabajos impacten las operaciones de la aerolínea, varios vuelos nacionales serán atendidos en posiciones remotas, a las que los pasajeros serán transportados en autobuses.