Fuente: El Imparcial/ Jaime García

  • Además de plazos para pagar IMSS e Infonavit de empleados

Para garantizar las fuentes de empleo, el gobierno federal tendrá que acelerar la obra pública y activar las Bancas de Desarrollo lo antes posible, desde donde se pueda facilitar créditos para las empresas, puntualizó Juan Robles Ibarra, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Ensenada.

Recordó que el sector de la construcción ha vivido un año difícil a nivel nacional, donde el crecimiento ha sido nulo, por ello se tema que el confinamiento que estamos viviendo por el COVID-19 venga a darle un duro golpe al sector de la construcción, del cual muchas empresas no puedan regresar.

Mencionó que el sector de la construcción en México está en negociaciones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para tener préstamos e invertir en obras de infraestructura en el país.

Refirió que Gustavo Arballo, secretario general de la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción, dijo que estos créditos, a diferencia de los que puede canalizar el Consejo Mexicano de Negocios, sí necesitan de garantías gubernamentales y que necesariamente debe otorgar la Secretaría de Hacienda al BID.

Mencionó que en la siguiente reunión que se tenga con el alcalde Armando Ayala que sea el interlocutor entre el sector empresarial y la federación para tener una pausa en el cobro de las cuotas del IMSS y el Infonavit, ya que esto representa un gasto fuerte al no tener empleos.

El constructor solicitó que la banca de desarrollo nacional se active, porque sólo con ese dinero se pueden generar obras y empleos que tanta falta hacen en este momento en todo el territorio nacional.

“El sector constructor se ha visto afectado en lo que va del sexenio, la inversión en obra pública ha disminuido y en los grandes proyectos, el ejército está involucrado en la construcción y relega a las empresas”, declaró.