Fuente: El Heraldo de Tabasco/ Fernando Hernández

  • Hoy el Presidente realiza una evaluación a las obras, que según el cronograma tienen 50% de retraso

A marchas forzadas se realizan los trabajos de la refinería en Dos Bocas, Paraíso, en víspera de la reunión de evaluación que realizará hoy el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

En un recorrido realizado por El Heraldo de Tabasco en la víspera, se observó a las cuadrillas haciendo trabajos de desmorre de la malla en las inmediaciones del terreno donde se edifica uno de los proyectos más emblemáticos de la 4T.

Cabe señalar que la obra evidencia un retraso del 50 por ciento respecto al cronograma, pues todo el trabajo relacionado con la nivelación y compactación del terreno se completaría en seis meses, pero al día de hoy falta más de la mitad, y ya ha transcurrido un año. Adicionalmente, se detectaron una serie de riesgos meteorológicos, sísmicos, de inundación y hasta volcánicos, de acuerdo al análisis del Instituto Mexicano del Petróelo (IMP), y a pesar de ello la construcción va.

También se constató que otros trabajadores, sin portar cubrebocas, realizan la compactación del terreno, con la finalidad de que no se registren inundaciones durante la visita del mandatario federal.

Ante el relleno que se viene realizando en los terrenos de la refinería se observa filtración de aguas negras a la colonia Petrolera, que se encuentra cerca de donde se levanta el proyecto, y que incluso podría generar inundaciones por la elevación de tres metros del terreno que hicieron para la megaobra.

En la entrada principal se observa a personas montando guardia, con la esperanza de ser contratados.

Hace unos días la diputada federal por Tabasco, Soraya Pérez Munguía, pidió a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a las secretarías de Energía (Sener), y de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hacer pública la información del avance físico y costo financiero para esta obra.