Fuente: La Jornada/ Dora Villanueva

El presupuesto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tendrá este año una baja –en términos nominales– de 37 por ciento, respecto del monto que tuvo durante 2018 para proyectos de inversión en infraestructura.

Este año el ramo obtuvo menos de una cuarta parte de lo que necesita, al obtener 42 mil 80 millones 31 mil 621 pesos, expone en su análisis programático. En total, de 396 proyectos que tenía la dependencia, 314 quedaron sin presupuesto etiquetado para este ejercicio fiscal, aunque en muchos casos se contempla la inversión hasta 2022.

A pesar de que se ha hecho énfasis en que el gasto para infraestructura es prioridad de la nueva administración, el ramo tendrá 37 por ciento menos respecto del ejercicio anterior, cuando obtuvo 57 mi 538 millones 975 mil 637 pesos.

Lo anterior, porque los proyectos de infraestructura que son estandarte de la actual gobierno federal serán financiados por otras dependencias. Es el caso de la ampliación del aeropuerto militar de Santa Lucía, para darle uso comercial, para el cual, a través de la Secretaría de la Defensa Nacional, se alistan 15 mil millones de pesos.

Para el Tren Maya que recorrerá la península de Yucatán se etiquetaron 186 millones 947 mil 432 pesos mediante el Fondo Nacional de Fomento al Turismo a fin de realizar estudios de preinversión sobre la construcción de vía ferroviaria y de polos de desarrollo a lo largo de la ruta.