Fuente: El Economista/ Miguel Hernández

  • Mediante un diagnóstico, académicos identificaron que las áreas de oportunidad para la generación de empleos mejor remunerados están en los sectores de autopartes, químico y metalmecánico.

A pesar de la pandemia de Covid-19, que inició a finales de marzo, el ayuntamiento de Puebla concretó inversiones privadas por 4,432 millones de pesos que generarán 52,252 empleos, para el próximo año, cuando se pongan en marcha, dio a conocer la secretaria de Desarrollo Económico municipal, Carmen Mireya Calderón González.

Indicó que las expectativas de que se cancelaran inversiones hasta el próximo año cambiaron para bien de esta ciudad, aunque los empresarios esperarán hasta que haya las condiciones para poderlas ejecutar.

Comentó que lo importante era no perderlas, por ello estuvieron dándole seguimiento a los proyectos para garantizar que obtuvieran permisos y cumplieran otros requisitos que marca la normatividad municipal.

De las inversiones concretadas, un proyecto corresponde a 11 socios de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) local, por un monto de 3,925 millones de pesos enfocada a nuevos complejos de tipo vertical para la angelópolis.

Las otras inversiones corresponden a la industria y comercios, entre las cuales están de Stanley Blanck and Decker, por 150 millones de pesos; de Walmart, por 160 millones, y otra también de empresarios de Canadevi para hacer torres de departamentos, por 150 millones de pesos.

Calderón González reiteró que pese a la pandemia, autoridades municipales no han dejado de atender a los empresarios locales, nacionales y extranjeros que continúan viendo a esta capital como un destino seguro de inversiones.

Las expectativas de inversión se encuentran estables, sobre todo porque las empresas ligadas a la industria manufacturera se reactivaron desde el 7 de agosto y eso es bueno, ya que los planes de algunas firmas podrán aterrizar en lo que resta del presente año.

Recuperación
El municipio de Puebla prevén que lleve hasta dos años recuperarse de la crisis económica, aún con la implementación de un plan de reactivación que busca fortalecer sectores estratégicos vinculados a la industria automotriz.

“Sin embargo, cuando no dejan de llegar solicitudes de trámites para invertir en Puebla durante la pandemia, significa que los empresarios tampoco pierden las intenciones de hacerlas en algún momento”, ahondó.