Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

  • Luego de que se declaró desierta la licitación bajo la modalidad de asociación pública-privada, el Fonatur ahora planea dividir el tramo 5 en cuatro segmentos.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) planea construir el tramo 5 del Tren Maya mediante una licitación pública internacional abierta bajo la Ley de Obra Pública y Servicios Relacionados y dividiéndolo, de manera preliminar, en cuatro segmentos, por lo que ya publicó los proyectos de convocatoria de tres de ellos.

Lo anterior, luego de que declaró desierto un concurso bajo la modalidad de asociación pública-privada, en seguimiento a una propuesta no solicitada que hizo el fondo de inversiones BlackRock, quien posteriormente junto con Pinfra y Prodemex hizo una oferta económica por 16,750.8 millones de pesos (en los 18 años de vigencia del contrato el monto se elevaría a poco más de 40,000 millones de pesos).

De acuerdo con el fondo, las empresas ganadoras deberán elaborar el proyecto ejecutivo de cada segmento y la construcción de una vía férrea doble electrificada para tráfico de pasajeros y carga con velocidades máximas de 160 km por hora, incluyendo temas de drenaje, sistemas de vía y los andenes de las estaciones de pasajeros. Los primeros tres tramos que tiene proyectos de convocatoria implican una extensión de 107 km (el tramo 5 será de 120 km) y solamente en uno de los concursos, el de 45 km, se deberá incluir el mantenimiento de todo el tramo, “consistente en el mantenimiento de la plataforma de la vía, tanto en su subestructura como superestructura, obras de drenaje transversales y longitudinales, el derecho de vía y los componentes que lo delimiten, edificaciones, viaductos, catenaria y los elementos que lo integran, etcétera”.

Un proyecto estratégico
El plazo para que los interesados hagan comentarios al proyecto de convocatoria vence el próximo viernes y con la información recibida, el Fonatur tomará la decisión de los segmentos en los que finalmente dividirá el tramo 5, preliminarmente se habla de dos tramos.

La información que se ha difundido sobre el concurso refiere: el Tren Maya es uno de los mayores retos que ha tenido México en este siglo XXI, ya que se trata de un proyecto magno que comprende aproximadamente 1,554 km a construir y operar en un tiempo inferior a cuatro años, en este sentido, tomando en cuenta la magnitud del proyecto así como las actividades a realizar se optó por dividir en siete tramos.