Fuente: Reforma/ Staff

Debido al creciente flujo en el cruce de Tamaulipas a Estados Unidos, el Gobierno estatal planea la construcción del nuevo un paso internacional denominado Puente 4 y 5.

“Se tiene programado, que es un gran proyecto, el Puente 4 y 5 en Nuevo Laredo; se está hablando con el Gobierno federal y también con el de Estados Unidos para los servicios presidenciales para poder hacer una obra de este tipo”, explicó Carlos García, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de Tamaulipas.

De acuerdo con el funcionario, para tener un puente internacional como el que se plantea se requiere trabajo previo, con el fin de lograr las debidas autorizaciones y justificar la necesidad de otro cruce internacional.

El nuevo proyecto en Nuevo Laredo, dijo el Secretario, está más que justificado porque el cruce de comercio mundial, el Puente Tres, ya está casi al 100 por ciento de su capacidad.

De no contar con un nuevo puente internacional se correría el riesgo de que los tiempos de cruce sean más largos desde Nuevo Laredo hasta Texas, punto desde el cual gran parte de las mercancías son llevadas a los estados del centro y este de Estados Unidos, comentó Carlos García.

“Para el año 2020, si no logramos tener otro puente, vamos a tener problemas con los tiempos de cruce: en vez de que sea en una hora, pues a lo mejor van a ser en dos o tres horas, y tiene un costo”, afirmó.

Aunque con pocos avances, debido al cambio de Gobierno en México, expresó, ya se han sentado las mesas binacionales para el análisis de la obra.

“Es un proyecto que se tiene por parte del Estado de Tamaulipas, obviamente en coordinación con el Gobierno federal, para este sexenio”, comentó.

Asimismo, destacó que finalizando febrero las aduanas del Estado fueron visitadas por personal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), con la finalidad de verificar su funcionamiento y necesidades.

Se recorrieron varias instalaciones, entre ellas la Aduana de Reynosa y la Aduana General Ignacio Zaragoza, esta última tiene en la frontera, del lado de Estados Unidos, a Brownsville.

Entre los pendientes que se tienen en materia aduanera está que, a pesar de que la Aduana de Matamoros cuenta con una máquina de rayos gama para revisar el ingreso de camiones de forma no intrusiva, aún se generan ciertos retrasos.

Sobre esto, explicó que en las horas pico se hace un pequeño cuello de botella en la entrada de camiones, entre las 5:00 y 7:00 de la tarde, razón por la cual se requieren hacer algunas modificaciones, mismas que ya están siendo evaluadas para mejorar el servicio de esta Aduana, refirió García.

Recordó que la nueva Administración tiene como compromiso descentralizar varias áreas del Gobierno, entre ellas la Administración General de Aduanas, para la cual se está explorando la posibilidad de poder mandar una parte de la operación a Nuevo Laredo.

Esta situación es aprobada en el Estado, dijo.