Fuente: Reforma/ Nallely Hernández

  • El Gobierno federal prevé desarrollar 45 proyectos de autopistas de cuota en colaboración con el sector privado y con una inversión de 101 mil 27 millones de pesos a 2024.

El desarrollo de infraestructura vial deberá ser atendido en coordinación con el sector privado porque una mayor parte del Presupuesto se destinará a programas sociales y temas de salud, dijo Ricardo Erazo García, director general de Desarrollo Carretero de la SCT, al participar en el Día del Caminero.

Sólo para el próximo año se alista un paquete de 20 proyectos, actualmente en preparación, que requerirán 35 mil millones de pesos para realizarse a 2024.

Detalló que se trabaja en un segundo paquete de desdoblamientos (tramos nuevos a concesiones existentes) de 10 proyectos para desarrollarse entre lo que queda de este año y 2021, por 23 mil 177 millones de pesos.

Destaca el paquete Golfo-Centro, donde parte de los recursos financiarán las obras de conectividad del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, con 9 mil 265 millones de pesos.

El programa de concesiones carreteras arrancó el año pasado con un primer paquete de cinco desdoblamientos por 18 mil 850 millones de pesos, con lo que se buscó detonar la inversión en este tipo de infraestructura.

Otro esquema sería través de propuestas solicitadas, por el cual la iniciativa privada señala los tramos donde podría trabajar, pero no todas las opciones se aceptarían y se estima que sólo 10 casos avanzarán, en especial si son autofinanciables y no demandan recursos presupuestarios.

Para este rubro, se prevé una inversión de hasta 24 mil millones de pesos y las licitaciones comenzarían el próximo año.

“Tenemos ahora 10 proyectos, hemos recibido las manifestaciones de interés y la Secretaría está en proceso de evaluación para poder definir cuáles prosperarán”, acotó García Cano.

“Este paquete tiene un valor estimado de 24 mil millones de pesos, aunque con cierta revolvencia, porque hay propuestas no solicitadas que después de este proceso de evaluación pudieran no concretarse y nuevas propuestas que vienen a sustituirlos”.

Si bien reconoció la importancia de estos proyectos coordinados con la iniciativa privada, el funcionario señaló que los proyectos carreteros de peaje enfrentan retos inmediatos como la toma de casetas por temas sociales, problemas “añejos” de derecho de vía, así como la necesidad de reequilibrios financieros por concesiones que quedaron con pendientes por sobreinversiones.