Fuente: Reforma/ Azucena Vázquez

  • Obliga eventual recorte presupuestal a buscar alternativas incluso con la IP
  • Regresa proyecto a trazo original y tendrá trayecto 55 kilómetros más

Ante el anuncio de recortes presupuéstales el Fondo Nacional de Fomento al Turismo Fonatur alista un plan B para garantizar recursos para el desarrollo del Tren Maya y no se descarta financiamiento privado reveló Rogelio Jiménez Pons, director general del organismo.

“Estamos muy preocupados como está todo el mundo. Amaneció con un palo por las empresas petroleras. Nosotros sabemos que hay un gran factor en la captación de recursos fiscales la cuestión petrolera. Tenemos elaborado un plan que tenemos que someter a consideración de Hacienda.

“Esto porque no podemos nosotros con un proyecto de tal magnitud comprometer lo si no tenemos alternativas. Vamos a ver qué fórmulas hay Hay dos tres en dado caso que los recursos fiscales sean insuficientes”, aseveró en conferencia de prensa.

Sostuvo que el efecto de la detección del nuevo coronavirus ha tenido un impacto en la economía mundial y eso a su vez ha provocado que haya una menor demanda de petroleo lo que esta generando una afectación de menos ingresos fiscales para México.

Actualmente está previsto que el 100 por ciento del recurso necesario para el Tren Maya alrededor de 139 mil 100 millones de pesos provengan del presupuesto federal pero el Fondo quiere anticiparse a un eventual recorte presupuestal.

Para este año al proyecto le asignaron 32 mil 800 millones de pesos del presupuesto federal. Aunque declinó dar más detalles aseguró que Fonatur no descarta que haya inversión privada pero será necesario encontrar la forma.

“Bajo Asociación Público Privada APP no ya no hay tiempo de hacer una APP”, comentó.

Sin embaído estas pro puestas del plan B serán presentadas a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) quien avalará o no alguna de estas opciones.

Al mismo tiempo Fonatur descartó que pueda avalar proyectos fast track para los tramos que están en proceso de licitación que impliquen arrancar obras y elaborar de manera paralela los proyectos ejecutivos.

Por otro lado Jiménez Pons dijo que el trazo del tramo cuatro del Tren Maya ya no pasará por Cobá en Quintana Roo porque se regresará al plan original de conectar directamente a Valladolid con Cancún.

Este cambio obedece a que en el escenario de que el tren pasara por Cobá sugerido por el asesor Steer Davies se habría cruzado una caverna de 90 metros de diámetro.

Además, se encontraron más cenotes y sitios arqueológicos que habrían si do afectados.

Ahora el trayecto total del tren precisó será de 55 kilómetros más.

Para ello usarán parte de la autopista Kantunil Cancún que tiene concesionada ICA, debido a que ahí se cuenta con derecho de vía liberada.

Dijo además que no existe información suficiente que asegure que el proyecto afecta a 10 Áreas Naturales Protegidas (ANP), como dice un documento de Conacyt.