Fuente: Real Estate Market/ Ricardo Vázquez

Uno de los principales elementos que inhibieron un mejor desempeño de la industria de la construcción durante 2018 fueron los costos de las materias primas, que medidos por los precios productor de la construcción repuntaron 10.28% a lo largo de todo el año recién finalizado, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“El nivel general de precios para la industria de la construcción registró en 2018 su marca más alta de los últimos 10 años, al alcanzar un crecimiento anual de 10.3%, este crecimiento fue impulsado principalmente por el encarecimiento de los materiales de la construcción los cuales registraron en promedio un incremento superior al 11%”, señaló un análisis del Centro de Estudios Económicos del Sector Construcción (CEESCO).

Los precios de los insumos aceleraron su crecimiento a lo largo del año pasado, toda vez que en 2017 reportaron un crecimiento de 7.91%, lo que significó que en 2018 repuntaron 2.37 puntos porcentuales adicionales.

“Durante 2018 las imposiciones arancelarias al acero y aluminio incrementaron entre el 3 al 4% el índice general de precios para la industria de la construcción, debido a que los materiales de acero son el principal insumo utilizado en la obras de construcción (Varilla, alambre, alambrón, tubos, perfiles y mallas de acero, clavos, etc.) al representar entre el 12% al 18% en promedio, (dependiendo del subsector) de los insumos utilizados en una obra, indicó el CEESCO. También las presiones a la alza fueron ocasionadas por los incrementos en los energéticos y la volatilidad cambiaria que encareció en pesos los precios de los commodities a nivel internacional.

Comparativamente, los precios productor de toda la economía repuntó 4.65% en todo 2018, lo que significa que los costos de las materias primas del sector construcción crecieron poco más del doble que el promedio de los precios de la economía.

Durante 2017, considerando la clasificación por actividad económica, los precios productor de la construcción experimentaron el mayor repunte del año pasado; en 2018 solamente los precios de la minería fueron superiores (12.84%), lo que significa que el sector se ha visto fuertemente presionado en los costos de sus materias primas durante los últimos años.