Fuente: Revista Mexicana de la Construcción

El Tren Maya, uno de los principales proyectos del gobierno federal, recorrerá 1,500 kilómetros y pasará por los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo; conectará las zonas arqueológicas de la cultura maya con las ciudades más importantes de la región.

l gobierno apuesta por impulsar la economía del Sur-Sureste, una región que, de acuerdo con cifras del Inegi, tiene uno de los mayores índices de pobreza del país, con 7.3 millones de personas en pobreza de las cuales 2.2 están en pobreza extrema.

Los representantes del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), dependencia a cargo de la construcción del Tren Maya, consideran la activación de la economía de la región desde el proceso constructivo, debido a que según sus estimaciones que se generarán alrededor de 500 mil empleos durante la construcción de un gran porcentaje de esta mano de obra será de las comunidades locales.

Según la publicación digital The World Fact Book, actualmente México cuenta con 20,825 kilómetros de vías férreas, lo que lo sitúa en la posición 14 del mundo en ese rubro, lejos de los casi 300 mil kilómetros que tiene Estados Unidos, que ocupa el primer lugar, y aun de Argentina, país sudamericano situado en sexto lugar mundial con sus 36,917 kilómetros.

De ahí la importancia de la adición de estos 1,500 kilómetros, lo cual representa todo un desafío en diferentes ámbitos, desde la misma planeación del proyecto, pasando por el impacto ecológico, la inclusión de las comunidades originales, derechos de vía y requisitos legales, por poner algunos ejemplos. A lo anterior se suma la necesidad de una ejecución eficiente de las obras para evitar sobrecostos y terminarla en tiempo y forma. Por todo ello, es fundamental que los trabajadores de las empresas ganadoras de las licitaciones tengan una apropiada capacitación y especialización que les permita responder a las exigencias que supone un proyecto de esta magnitud y que incluya nuevas tecnologías y procesos para ayudar a incrementar su productividad.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, a través de su Instituto de Capacitación (ICIC), ofrece alternativas de capacitación y formación de mano de obra especializada para este proyecto. Los ejes fundamentales de la formación se muestran en la tabla 1.

Consulte nuestros calendarios en las páginas oficiales de la CMIC (cmic.org) e ICIC (icic.org.mx), con fechas programadas de los cursos, o comuníquese a nuestras delegaciones con el representante de capacitación. Seguramente tenemos para usted la mejor opción y un plan que se adecua a sus necesidades.

¡Capacitar es construir!

Estimado lector, éste y otros artículos de interés los podrá encontrar en la Revista Mexicana de la Construcción No. 644 Junio 2020