Fuente: El Financiero/ Redacción

  • Román Meyer Falcón, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, detalló que esto implica, en su mayoría, remodelaciones y sustituciones de casas.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) tiene dos grandes prioridades durante el sexenio de la Cuarta Transformación, y el primero de ellos es la vivienda, indicó el secretario de esa dependencia, Román Meyer Falcón.

“Tenemos un déficit de alrededor de 9 millones de acciones de vivienda que se requieren a nivel nacional. Cuando digo acciones de vivienda, no me refiero a acciones de vivienda nueva, su gran mayoría, un 70 u 80 por ciento de este déficit consta de mejoramientos, ampliaciones y en algunos casos sustituciones”, dijo Meyer en entrevista con La Silla Roja con Leonardo Kourchenko, Víctor Piz y Enrique Quintana.

Este gran problema se concentra sobre todo en estados del centro y sur del país, como Oaxaca, Chiapas, la Península de Yucatán y donde está el Istmo, “son las regiones con mayor déficit”, puntualizó en el programa de El Financiero Bloomberg TV.

El titular de la dependencia agregó que actualmente existen alrededor de 650 mil viviendas abandonadas en el país, concentradas sobre todo en los estados en el norte.

“Son viviendas de interés social que han sido abandonadas, (los habitantes) se fueron porque son viviendas lejanas, que les quedan a una o tres horas de sus centros de trabajo, donde los servicios básicos nunca llegaron, no hay usos mixtos, equipamientos, espacios públicos adecuados, por lo que una familia que gana 8 mil pesos mensuales y paga una hipoteca de 2 mil 500 pesos y otros 2 mil pesos en temas de transporte, no le resulta”, advirtió.

Parte del diagnóstico de este déficit es que hay mucha población que no tiene acceso al crédito.

“Se pagan tasas de interés de 50-70 por ciento para poder percibir un préstamo, y para realizar ampliaciones o mejoramientos a las viviendas se requieren 80, 150 o 200 mil pesos, pero no existen las instancias, la banca privada ve a esta población como no óptimos y de riesgo, pero nosotros tenemos datos de que son gente que paga muy puntual”, dijo Román Meyer.

Ordenamiento territorial
La segunda gran prioridad para la Sedatu es el ordenamiento territorial y desarrollo urbano.

“De 2 mil 500 municipios que conforman el territorio nacional, lamentablemente solo el 10 por ciento tienen sus programas de desarrollo urbano actualizados, hay una carencia brutal en temas de planeación, (necesitamos que) los municipios y estados tengan instrumentos actualizados”, señaló.

Otro dolor de cabeza para la dependencia es el crecimiento informal en las grandes ciudades.

“90 mil familias anualmente entran al mercado informal por una simple necesidad, que es donde vivir, y como estado mexicano no les hemos dado ubicaciones adecuadas para establecerse”.

El plan de mejoramiento urbano es uno de los 25 programas prioritarios para el presidente López Obrador.