Fuente: Milenio Diario/ José Antonio Belmont

El jefe de la Oficina de la Presidencia de la República dijo que la construcción de la refinería en Tabasco es estratégica y busca que el país tenga independencia en hidrocarburos, “importamos todo; no tenemos independencia”.

Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, consideró que se ha magnificado la inversión que tendrá la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco.

Al dictar una conferencia ante estudiantes de la Universidad Panamericana, el empresario regiomontano enfatizó que este proyecto no tiene que verse desde el punto de vista económico sino estratégico.

Por lo que también minimizó el tiempo que tardará la edificación de esta refinería en el municipio de Paraíso.

“Vamos a poner todo en perspectiva: son 8 billones de dólares en seis años, es un billón de dólares por año. La inversión en México son 500 mil millones por año.

Estamos hablando ni del 2 por ciento, tampoco es tan significativo como se ha magnificado (…) y si son ocho billones en ocho años no me importa, estratégicamente vale la pena considerarlo. “El proyecto de Dos Bocas hay que verlo estratégicamente, y si son cinco años o siete es irrelevante si tienes un proyecto de nación muy claro de la no dependencia”, subrayó.