Fuente: El Economista/ Miguel Hernández

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió a Guillermo Pacheco Pulido, gobernador interino de Puebla, que esté abierto al diálogo, privilegie la gobernabilidad, genere estabilidad y dé certeza a los inversionistas con proyectos parados.

Carlos Montiel Solana, presidente estatal del CCE, solicitó al mandatario por los próximos cinco meses que aproveche el corto tiempo de su gestión para tener acercamiento con los empresarios que frenaron proyectos ante la incertidumbre que permeó por la parálisis gubernamental tras la muerte de Martha Erika Alonso Hidalgo y que dejó al estado sin un titular del Ejecutivo.

Indicó que es necesario construir un escenario positivo para el sector privado que ve a Puebla como clave para operar hacia otras regiones del país.

El presidente del CCE reiteró su disposición para trabajar con Pacheco Pulido a favor del desarrollo económico del estado y en beneficio de la sociedad.

Dijo que la Iniciativa Privada (IP)confió en que tenga una administración avocada a sacar proyectos considerados dentro del Presupuesto de Egresos 2019, o al menos iniciar algunos para que su sucesor que llegue como resultado de la elección extraordinaria pueda darles seguimiento.

El presidente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Fernando Treviño, puntualizó que no hay tiempo que perder en temas de desarrollo económico y requieren un secretario estatal del ramo que sea nombrado para tener acercamientos o se ratifique en el cargo a Jaime Oropeza Casas, quien estaba como encargado de despacho en esa dependencia.

“Los inversionistas están esperando una reunión con la autoridad (…) Van seis meses de mucha incertidumbre y proyectos parados”, expuso.

Comentó que los organismos empresariales dan un voto de confianza al gobierno interino para que dé resultados en estos cinco meses.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Puebla, José Antonio Hernández, señaló la urgencia es lanzar licitaciones de obras públicas, ya que sus socios están detenidos y no puede mantenerse así, debido a compromisos con empleados y al pago de maquinaria nueva.

Mencionó que si en un mes se lanzan concursos, “será un alivio para los constructores, quienes ya estaban pensando en migrar a entidades vecinas para trabajar”.