Fuente: La Razón/ Magali Juárez

El presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Eduardo Ramírez Leal, señaló que la industria registra un decrecimiento de 4.3 por ciento y para el cierre del año difícilmente se podrá rescatar del efecto de “caída permanente” que ha tenido durante 2019.

Explicó que, de acuerdo con los datos reportados en los últimos meses, el escenario para sector de la construcción es negativo.

“El corte que hicimos nosotros a agosto es que teníamos un decrecimiento en la industria del 4.3 por ciento. Los números del INEGI y los nuestros del Centro de Estudios Económicos de la Construcción nos llevan a una caída ya de ese tamaño. El año pasado crecimos al 0.6 y esto no ha generado empleo por aproximadamente 2.2 por ciento de los seis millones de empleos que genera el sector, alrededor de 120 mil empleos”, explicó.

Comentó que los riesgos más grandes se registran para las micro y pequeñas empresas que, además, se han visto afectadas por la reducción de recursos en los municipios.

“El hecho de que haya menos recursos para los municipios también ha generado que estas empresas micro y pequeñas no participen y nos han manifestado que a lo mejor una de cada cinco podrá terminar sin operaciones en 2019”, indicó.

Ramírez Leal comentó que a lo que aspiran es que los recursos destinados al sector se apliquen en los dos últimos meses del año y destacó que, por ejemplo, ya están muchas licitaciones de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Petróleos Mexicanos (Pemex), Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Apuntó que lo fundamental es que se ejerzan los recursos aprobados para este año.

“A septiembre iba el 30 por ciento de los recursos que se autorizaron en la Cámara de Diputados, 30 por ciento de 383 mil millones de pesos, es preocupante, porque entendemos perfectamente que hay estructuras nuevas, ciclos de aprendizaje dentro de las mismas dependencias, pero estamos para servirles, en qué les podemos ayudar para que esos recursos fluyan”, señaló.

Dijo que es esencial que desde el gobierno se impulse la participación privada en diversos proyectos, incluyendo, por ejemplo, el Aeropuerto de Santa Lucía.

“Hemos insistido en lo que está sucediendo en Santa Lucía, que tenemos muchas empresas de todos los tamaños y todas las especialidades que pueden participar en esa ejecución, va a ser un aeropuerto civil, no va a ser militar.

“El recurso creo que nos va a quedar a todos de una manera mejor si nos enteramos quién lo está haciendo y a través de competencia y que las empresas le regresen a través de impuestos, es recurso público que necesitamos para que esta cadena no se detenga”, puntualizó.