Fuente: El Financiero/ Fernando Navarrete

El Infonavit, en conjunto con organismos empresariales y de gobierno, analizan la creación de un nuevo esquema de financiamiento de bajo costo para la compra de vivienda de interés social de trabajadores que ganan menos de 2.8 UMAs, es decir poco más de 7 mil pesos al mes.

Carlos Medina, vicepresidente de Vivienda de Concanaco-Servytur y consejero del Infonavit, señaló que a pesar del Covid-19, que metió freno a la inversión inmobiliaria por casi dos meses, se puede observar una recuperación en los ingresos de inscripción de nuevas viviendas.

Sin embargo, en la vivienda económica o de interés social para trabajadores que ganan menos de los 2.8 UMAs, es donde hay mayor complejidad para la inscripción de nuevos proyectos, a pesar de ser uno de los segmentos socioeconómicos que tiene más rezago habitacional.

“Se están analizando esquemas específicos para la vivienda de este segmento, la gente que más lo necesita que gana menos de 2.8 UMAS y sobre esos se están haciendo análisis”, dijo.