Fuente: El Financiero/ Leticia Hernández

  • Carlos X. González Laporte, presidente del Consejo de Administración de Kimberly Clark de México, explicó que el plan de inversión en infraestructura debe contribuir a un mayor crecimiento.

Después de un primer año de gobierno en el que el crecimiento de la economía se advierte en niveles de cero por ciento, en 2020 se espera un crecimiento mayor al 1.0 por ciento, una vez que se reactiven las inversiones con el Plan Nacional de Infraestructura que anunciará mañana el gobierno, dijo Carlos X. González Laporte, presidente del Consejo de Administración de Kimberly Clark de México.

“Se anuncia el plan de inversión en infraestructura, el cual debe de ayudar muy fuertemente a que podamos crecer más”, dijo entrevistado al salir de la reunión de Consejo Nacional del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que tuvo como invitada a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Reconoció que hay inversiones en el país y ayudará el Plan de Infraestructura que el martes será anunciado por el gobierno, luego de una estrecha participación

Destacó que si bien hay inversión en el país, el plan de infraestructura ayudará al sector privado a identificar proyectos viables que podrían comenzar a realizarse a la brevedad.

“Tenemos darle duro para hacerlo”, dijo en relación a superar en 2020 una tasa de crecimiento del 1.0 por ciento en el PIB y agregó que ya hay que empezar a preparar el 2021, con la esperanza de que la curva de aprendizaje del gobierno ya esté superada y eso ayude a tener algo más de dinamismo, del que se tendrá este 2019.

Pide CEESP impulsar inversión
El Presupuesto de Egresos 2020 que aprobarán los diputados deberá reflejar una mayor eficiencia del gasto público y crear las bases para impulsar la inversión privada en áreas sensibles, para compensar la escasa inversión pública en infraestructura, indicó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

“Será indispensable el compromiso ágil y la acción rápida del gobierno a fin de permitir dicha inversión en áreas sensibles, como energía, y de utilizar toda su fuerza política para resolver los obstáculos que los proyectos enfrentan o puedan enfrentar por regulaciones o trámites en los tres niveles de gobierno”, señaló el organismo en su reporte semanal.

Indicó que el proyecto de presupuesto refleja la preferencia por cumplir con los programas sociales de transferencias sin condiciones y asistenciales, con un sacrificio de la inversión física en infraestructura.El gobierno presentará este martes el Plan Nacional de Infraestructura, en el cual se detallarán los proyectos que se desarrollarán durante el sexenio.

El plan pretende dar un impulso al gasto productivo por parte del sector privado y sector público, y contempla alrededor de 1,600 proyectos.