Fuente: 24 Horas/ Notimex

El Fondo de Vivienda del ISSSTE (Fovissste) dispersará 35 mil 150 millones de pesos a través de sus diversos esquemas de crédito hipotecario durante 2019, informó su Vocal Ejecutivo, Agustín Gustavo Rodríguez López.

En la reunión anual del Banco Inmobiliario Mexicano (BIM), precisó que en el presente año, el Fondo otorgará entre 44 mil 960 hasta 52 mil 100 créditos a la vivienda en beneficio de los derechohabientes y sus familias, de acuerdo con un comunicado del organismo.

De ellos, agregó, se atenderán los 15 mil financiamientos a partir del 21 de febrero con la Convocatoria para la Solicitud de Inscripción para el Otorgamiento de Créditos Tradicionales, mediante el Sistema de Puntaje, que será publicada el 24 de enero, y concluirá el 6 de febrero.

Con esta primera fase, se beneficiará a 44 por ciento de los derechohabientes inscritos en el proceso, y el resto de los créditos serán liberados de manera progresiva de acuerdo a la disponibilidad financiera del organismo, explicó.

El vocal ejecutivo del Fovissste comentó que este instituto de vivienda trabaja en tres acciones estratégicas, basadas principalmente en la reestructuración interna del organismo, en el fomento financiero y la atención central del acreditado.

La primera estrategia permitirá la reestructuración operativa del Fondo, con el mejoramiento de los términos de procesos y procedimientos que se realizan al interior del mismo, a fin de permitir que la institución siga cumpliendo con los mandatos de ley de otorgar créditos a la vivienda y rendimientos reales sobre la subcuenta de vivienda.

Como parte de esta primera acción, refirió, se establecerá un Plan Anticorrupción interna para identificar los riesgos de corrupción y las conductas asociadas a estos hechos, así como fomentar los hábitos de honestidad y por el bien común, en el que se respeten los derechos de los trabajadores al servicio del Estado.

El vocal ejecutivo comentó que en los primeros días de la nueva administración, se estableció una Agenda a 100 días, con cinco puntos a ejecutar. Estos son: dar continuidad a la lista de trabajadores inscritos en el “Proceso extraordinario para el otorgamiento de créditos tradicionales”, mediante el Sistema de Puntaje; mantener una escrituración continua, y establecer el Programa de Crédito 2019.

También, abrir la Convocatoria para la solicitud de inscripción para el otorgamiento de créditos tradicionales, mediante el Sistema de Puntaje 2019, y trabajar en el análisis de nuevos productos crediticios.

Rodríguez López refirió que la segunda estrategia permitirá fortalecer al Fovissste como una institución financiera líder en el mercado de hipotecas, y así seguir cumpliendo con las disposiciones establecidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), relativas al otorgamiento de créditos.

“A noviembre de 2018, el Fondo contaba con más de 50 mil millones de pesos en reservas para pérdidas no esperadas, lo que significa que el Fovissste tiene los recursos necesarios para hacer frente a contingencias derivadas de la operación y con esto cumplir con el mandato de Ley de otorgar rendimientos reales a la subcuenta de vivienda en la presente gestión”, aseguró.

Además, en el marco de la austeridad republicana mandatada por el Jefe del Ejecutivo, se implementa en el Fondo un Plan de Austeridad que permitirá el ahorro de cerca de 100 millones de pesos, “mismos que serán utilizados para financiar más créditos en beneficio de las y los trabajadores al servicio del Estado. La finalidad de esta administración es: hacer más con menos”.

Rodríguez López comentó que en la tercera estrategia se establece una visión centrada en el derechohabiente y en el respeto a los derechos de las y los acreditados.

Para ello, el Fovissste establecerá un diálogo y trabajo conjunto con todos los actores que integran el sector vivienda, para construir un modelo de casas con calidad que fomente el tejido social en beneficio de sus acreditados.

Dijo que el Fondo colaborará con desarrolladores de vivienda para mejorar la calidad de vida de los derechohabientes; con los bancos para crear esquemas cofinanciados que beneficien a los acreditados, y con las unidades de valuación, los notarios públicos y las entidades financieras.

Paralelamente, destacó, se buscará desarrollar estrategias con los organismos nacionales de vivienda –Sedatu, Conavi e Infonavit, entre otros- y bancos de desarrollo social, además de los gobiernos estatales y municipales.