Fuente: El Economista/ Alejandro de la Rosa

  • Si la coyuntura de presupuesto público llegara a agravar, el fondo acudiría a diferentes opciones de financiamiento; la fecha de inicio de construcción está contemplada para mayo.

La construcción del Tren Maya no se detendrá a pesar de las complicaciones económicas y sanitarias actuales, porque además de que será un “motor” necesario que ayudará a reactivar al país, ha generado interés del sector privado para invertir en estaciones y polos de desarrollo relacionados, que en menos de 10 años podría sumar 140,000 millones de pesos (monto equivalente al costo del proyecto), afirmó el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons.

Ante las diversas voces que sugieren posponer o cancelar la obra porque se planea financiar con recursos públicos y utilizar ese dinero para apoyar a los diversos sectores que serán afectados, el funcionario respondió que están analizando a detalle las distintas coyunturas y si llegará a ocurrir “algo gravísimo” acudirían a las diferentes opciones de financiamiento, pero no se dejará de hacer.

Por lo pronto, tampoco se planea cambiar la fecha de entrega de propuestas técnicas y económicas relacionadas con la licitación del primer tramo (Palenque-Escárcega): miércoles primero de abril a las 10 de la mañana.

“Si algo se va a requerir en el próximos meses y años es reactivar la economía del país y un proyecto que tiene capacidad de generación de empleo e inversiones y con visión de largo plazo es el Tren Maya. Sería un equívoco que se pare. Está previsto que a principios de mayo empiece la construcción”, comentó en entrevista.

Este martes, el titular del Fonatur participará en una nueva reunión con el presidente de la República (la semana pasada estuvo en otra) porque es tal la importancia de la nueva infraestructura en la estrategia del gobierno.

“Se habla de una crisis que nos llevará hasta dos meses, pero los efectos económicos tendrán de alcance más allá de seis meses. Pensamos que en ese tiempo ya tendremos una inyección importante de recursos para el desarrollo del tren, que además se sumará a los recursos que podría aportar el fondo de inversiones BlackRock en una propuesta no solicitada en el sector carretero en Cancún que está relacionada”, agregó Jiménez Pons.

Falta muy poco tiempo para que se entreguen las primeras propuestas del tramo 1, ¿han manifestado dudas las empresas por los acontecimientos recientes, variaciones en tipo cambio, por ejemplo?, se le preguntó al titular del Fonatur.

No. Incluso en algunos casos agarran precios de ventaja. Son empresas con amplia experiencia y saben cómo abordar estos temas. Tengo información de participantes de alto nivel que no han parado de trabajar para entregar en el tiempo señalado.

En este momento hay tres licitaciones en marcha. ¿Sus plazos podrían modificarse por la contingencia sanitaria?

El calendario ya estaba fijado y lo estamos siguiendo y buscando soluciones porque esa es la instrucción. Ya tuvimos complicaciones con algunos interesados internacionales por el tema de las restricciones de viaje, por eso informamos que, de acuerdo con la ley, habrá un mayor uso de la parte virtual.