Fuente: Obras/ Redacción

  • La SCT ha fijado su atención en la construcción de infraestructura para trenes.

El actual gobierno federal ha puesto como protagonista de la infraestructura a obras ferroviarias, que formarán parte de los medios de transporte masivo en México. Algunos de estos proyectos no son nuevos; se trata de el retome y culminación de construcciones iniciadas en proyectos anteriores.

Antes de hacer otras grandes obras de conectividad, la administración decidió finalizar edificaciones comenzadas en gobiernos anteriores, como el Tren México-Querétaro y el Interurbano de Toluca que ya habían representado grandes gastos de recursos públicos. Pero, aunque pocas, también han iniciado sus propuestas.

La más importante de todas por su magnitud e influencia es el Tren Maya, impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde campaña. Recorrerá 1,500 kilómetros y unirá a la región sureste del país atravesando Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, entidades en donde detonará turismo y mejorará a la agrondustria.

También se desarrollan proyectos de dimensiones más pequeñas que solucionarán las complicaciones de transporte que existen, principalmente, en el centro de México. Como la edificación de un tren que conecte a Valle de Chalco, en el Estado de México, con la capital del país.

La idea había sido planteada desde 2014 pero no se había llevado a cabo de manera formal, hasta que este noviembre AMLO anunció que ya se revisa el proyecto ejecutivo para su realización.

“También aquí en el Estado de México tenemos un compromiso pendiente que con el gobernador y con la jefa de gobierno de la Ciudad de México vamos a atender, porque los compromisos se cumplen, que es un sistema de transporte también moderno de Ixtapaluca, Chalco, a la avenida Zaragoza, ya sea a Los Reyes La Paz o a la estación del Metro más cercana para comunicar a Ixtapaluca, a Chalco, a Valle de Chalco, a toda esa región muy poblada del Estado de México y facilitar su comunicación con las ciudad capital”, dijo el presidente.

De igual manera se lleva a cabo el desarrollo del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec en el que se mejora la vía del ferrocarril. El proyecto operará de manera completa en 2023.

Otra de las obras que se planean es la extensión del Tren Suburbano para conectar a la estación Buenavista con el Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles, en Santa Lucía, una de las obras emblemáticas del actual gobierno y la cual se planea inaugurar en 2022 como parte del nuevo Sistema Aeroportuario Metropolitano.

Un proyecto más ya planteado y retomado por el actual gobierno, es el Tren Interurbano Celaya-León. Tendrá una ruta de 140 kilómetros, transportará a 4 millones de personas y unirá a 19 parques industriales de Guanajuato.

También en Nuevo León se contempla hacer un tren suburbano que irá de García al aeropuerto internacional de la entidad. El vehículo usaría los 62 kilómetros de derecho de vía del área metropolitana de Monterrey. Su construcción se realizará del 2021 al 2023.