Fuente: Grupo En Concreto

El déficit en vivienda en México sigue siendo enorme, casi 9 millones de unidades, que tendrán que construirse y comercializarse en los próximos 20 años. El bono demográfico importantísimo que tiene el país, con una población mayoritariamente joven que va a requerir forzosamente una vivienda, informó el Lic. Alejandro Kuri Pheres quien fue galardonado con la medalla “Don Luis Barrios a la Excelencia Inmobiliaria” que le otorgó la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) sección Ciudad de México.

En evento virtual, en donde estuvieron presentes los presidentes de AMPI Nacional y de la Ciudad de México, Roberto Barrios Gaxiola y Salvador Sacal Cababie, respectivamente, el expresidente de AMPI Nacional, Alejandro Kuri Pheres, quien fue condecorado por su desempeño en el Sector Inmobiliario, destacó que los sectores inmobiliario y de la vivienda son las áreas económicas que mueven el destino de un país. Actividades productivas que marcan el ritmo del progreso e impulsan a México hacia mejores horizontes.

Los momentos difíciles y las épocas de crisis son también de gran oportunidad y las inversiones en bienes raíces son sin duda cálido refugio durante las tempestades e indudables generadores de ganancia en los que parecerían los peores tiempos.

Y eso es precisamente lo que está sucediendo hoy en el país. México está pasando por momentos difíciles, momentos de incertidumbre, que han abierto ventanas muy importantes de oportunidad, advirtió el empresario inmobiliario.

Voces pesimistas podrán expresar su preocupación por el futuro del sector, sin embargo, “les puedo garantizar que hoy más que nunca nuestro negocio, el negocio inmobiliario, está entrando en una etapa de franco crecimiento”.

Nunca ha habido una oferta de crédito hipotecario como la que hoy se tiene, con las tasas más bajas y los plazos más largos de la historia. Todas las instituciones oficiales y privadas van en el mismo sentido, INFONAVIT, FOVISSSTE y por supuesto la banca comercial. El avance tecnológico ha acelerado los procesos y ha impulsado al sector inmobiliario con nuevos bríos antes desconocidos.

Las propiedades, dijo, como era de esperarse no han bajado de precio, el mercado ha reaccionado positivamente dándole valor a sus inversiones inmobiliarias.

En fin, reconoció, todas las condiciones están dadas y sólo resta a los profesionales inmobiliarios hacer un trabajo de excelencia y seguir generando confianza y nuevas inversiones.

Una vez que recibió la medalla Don Luis Barrios afirmó que hoy es un día para agradecer todo lo bueno que la vida le ha brindado en estos años y agradeció a la familia Barrios, en especial a su amigo Roberto, presidente nacional de AMPI, por haber instituido esta presea en memoria de Don Luis Barrios, pionero del sector inmobiliario en México, para motivar a todos los profesionales inmobiliarios a realizar día con día un trabajo de excelencia.

Asimismo, agradeció a Don Adolfo Kunz Bolaños por haber pensado en él como merecedor a esta medalla y haberlo propuesto como candidato ante el Consejo Directivo. “Adolfo ha sido un ejemplo para todos nosotros y sus enseñanzas nos han hecho ser mejores cada día”.