Fuente: Excélsior/ José de Jesús Guadarrama

  • Alertan que la nueva ley también abre las puertas a la informalidad

Con el Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley General de Educación y se abroga la Ley General de la Infraestructura Física Educativa, se propone la desaparición del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed), lo que “altera dichas funciones pondría en riesgo la calidad de los espacios educativos el conocimiento y experiencia de instituciones como el Inifed y los beneficios de la formalidad en el mantenimiento rehabilitación ampliación y construcción de espacios educativos”, advirtió la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

En entrevista, Eduardo Ramírez Leal, presidente de la CMIC, explicó que las tareas de las necesidades de mantenimiento de las instalaciones escolares, el diseño y construcción de escuelas y la compra de materiales quedaría en manos de los Comités Escolares, conformados por padres de familia y por profesores, que no tiene la experiencia en la materia, por lo que, además de la seguridad, se abre una gran ventana a la informalidad.

Explicó que una vez aprobada la ley, la SEP deberá emitir los lineamientos, pero que la tendencia es que los padres de familia y los profesores sin tener experiencia en ingeniería en administración en diseño y construcción de aulas ni en seguridad serán los encargados del mantenimiento y reparación de la infraestructura.

Observó que se deberán administrar recursos por más de siete mil millones de pesos y que no se sabe si también los comités que se conformarán serán los en cargados de la adquisición de insumos, como cemento, acero y material para instalaciones eléctricas.

Consideró que si el cambio obedece a que se encontraron malos manejos, pues se debe actuar en contra de los responsables e imponer mayor vigilancia para evitar la corrupción; además de que el Inifed es un organismo técnico de diseño y de supervisión de la calidad de la infraestructura educativa, con tareas en las que participan alrededor de tres mil micro y pequeñas empresas de la construcción, por lo que se afecta a toda la cadena de aprovisionamiento.

Comentó que está comprobado que en la infraestructura escolar que fue afectada por los sismos de septiembre no hubo participación del Inifed; lo que justifica la necesidad de mantener un organismo técnico.

Defienden al instituto
Eduardo Ramírez dijo que el Inifed ha demostrado su capacidad para garantizar que la construcción de espacios educativos cumpla con los estándares de la calidad, tiempo, costo y seguridad.