Fuente: El Financiero/ Fernando Navarrete

  • Amazon, Kimberly Clark y la productora de envases Owen Illinois ocuparon nuevos espacios.
  • Automotriz, logística, electrónica y centros de distribución tienen 75% de la demanda.

La propagación de la pandemia del Covid aceleró la demanda de naves industriales por parte de firmas como Amazon, Kimberly Clark y la productora de envases Owen Illinois, gracias al crecimiento del comercio electrónico, los pedidos online, el delivery y el uso de bodegas, de acuerdo con especialistas.

Ante la ruptura de las cadenas de suministro de diversas industrias como la automotriz, telecomunicaciones y electrónicos con producción en China –como Hasbro, Mattel y GoPro– se replantearon su ubicación para acercarse al cliente final y trasladar su capacidad a mercados como México, en el marco del nuevo tratado comercial T-MEC con Estados Unidos y Canadá.

“Las primeras empresas que están llegando son las del ramo tecnológico, electrónico, estas empresas de manera natural están orientándose hacia el norte del país, por eso vemos que los niveles de absorción en Tijuana, Ciudad Juárez, Monterrey y las entidades hacia la frontera son mayores”, dijo Samuel Campos, director para la zona Bajío de NKF México.

En México el sector automotriz, logística, electrónicos, centros de distribución, química, metalmecánica, aeroespacial y alimentos y bebidas concentran 75 por ciento de la demanda de naves industriales.

Tan sólo el año pasado, tras la inauguración de la planta automotriz de BMW en San Luis Potosí, proveedores asiáticos se anticiparon a la entrada en vigor del T-MEC y se instalaron cerca de la entidad, mientras que otras empresas chinas como Changan Motors, JAC Motors y BYD Co aún tienen planes de llegar a México en el corto plazo.

Sergio Mireles, socio fundador de Datoz afirmó que el nearshoring –que es la externalización de un servicio en otro país con costos más bajos–, es una tendencia en crecimiento.

En el sector automotriz, Jeep, Audi y Mazda se vieron afectadas por la falta de proveeduría en China, por lo que esta última firma trasladó su producción de autopartes de Jungsu, en Corea del Sur a Guanajuato, ante las dificultades de sus proveedores de atender la demanda de la compañía.

De acuerdo con CBRE México, el mercado industrial en el país este año podría mantenerse en el mismo nivel de demanda que en 2019, con un total de 3.6 millones de metros cuadrados, a pesar del golpe económico por el COVID-19.

Tan sólo en el primer semestre del 2020, se instalaron 10 empresas en los mercados de la frontera Norte, Centro y del Bajío y seis más reanudaron contrato, lo que suma un total de 586 mil 327 metros cuadrados (m2) arrendados en los últimos seis meses, para empresas como Amazon en Ciudad de México y Guadalajara, Kimberly Clark en Monterrey y la productora de vidrios y envases Owen Illinois en Querétaro.