Fuente: El Norte/ Silvia Olvera y Nallely Hernández

La poca claridad del Decreto gubernamental que pidió parar operaciones a empresas “no esenciales” tiene a más de una compañía haciéndose una pregunta clave: “¿Soy o no esencial para este Gobierno?”.

Clusters y organismos industriales en Nuevo León y en el País luchan por descifrar el confuso acuerdo publicado por la Cuarta Transformación el 31 de marzo para contener la expansión del Covid-19.

Luis Aguirre Lang, presidente de Index nacional, que aglutina a las empresas con programas IMMEX (Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación), mandó una carta dirigida a Jorge Alcocer Varela, presidente del Consejo de Salubridad General, de la que Grupo REFORMA tiene una copia, en la que le expresa sus inquietudes.

“Quisiera externar la gran preocupación y duda que predomina en el sector manufacturero de exportación al no llegar con precisión a muchos de los subsectores industriales que podrían afectar a los sectores esenciales mencionados en el acuerdo.

“Así como a los sectores esenciales de los países destino de nuestra manufactura y que pudieran también impactar el abastecimiento local de muchos productos, servicios, de sectores esenciales en nuestro País”.

Aguirre Lang detalló en su carta, la cual ya tiene acuse de recibo, que se trata de subsectores de empaque, componentes electrónicos, equipos de telecomunicaciones, arneses, cables, piezas metalmecánicas y plásticas, entre una larga lista, que son proveedores de los sectores esenciales.

Por lo tanto propuso un mecanismo que evalúe directamente el carácter esencial de las líneas de producción que no fueron claramente incluidas en la publicación.

También la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) pidió a la Secretaría de Gobernación ser formalmente reconocidos como una actividad esencial porque edifican obras de emergencia, instalación de infraestructura hospitalaria y que además por el impacto económico y número de empleos que generan deben seguir operando.

Eduardo Ramírez, presidente nacional de la CMIC, destacó que la información publicada en el Diario Oficial de la Federación no dejó claro el estatus de la construcción y advirtió que las empresas seguirán operando, pues las mipymes no cuentan con recursos para suspender actividades.

“Para qué queremos tener lugares como ferreterías abiertas si no van a tener quién haga los trabajos”, explicó. “Hay una serie de indefiniciones”.

Claudia Ávila Conelly, directora general de la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados, sostuvo que si bien existen empresas que han suspendido actividades, hay una serie de inquilinos que no pueden parar debido a su participación en la producción de sectores esenciales.

Coincidió en que es necesario consultar con las autoridades cómo se determina la categoría de “indispensable”.

Betsabé Rocha y Claire Barnouin, directoras del Cluster de Electrodomésticos y del Aerocluster Monterrey, respectivamente, coincidieron en la confusión que tienen sus agremiados, los cuales hasta el momento siguen trabajando.